Noticias

¿Puedo contratar un seguro médico si estoy embarazada?

11 de octubre de 2021
by CLOSASEGUROS

El momento de traer un hijo al mundo es un acontecimiento muy importante en la vida de las personas y son muchas las cosas que preocupan a los futuros padres, sobre todo si son primerizos. Por ello, es lógico que se quiera lo mejor para el bebé y para la madre, especialmente tras la pandemia y la incertidumbre que les rodea.

Por este motivo, muchos padres optan por contratar un seguro de salud privado que les acompañe durante el embarazo y en el momento del parto, pero ¿se puede contratar un seguro de salud estando embarazada?

No hay problema para contratarlo, porque, aunque en principio, el seguimiento del embarazo y el parto no estén cubiertos al estar ya embarazada, sí que tendría acceso al resto de servicios. Incluso, existen aseguradoras que, además, dan la opción de tenerlo cubierto desde la contratación pagando una sobreprima.

Este tiempo, fijado por la aseguradora, suele ser el mismo en todas y no se puede anular por desconocimiento del embarazo en el momento de la contratación o por haberse producido pocos meses después de la entrada en vigor de la póliza, aunque sí existen varias situaciones en las que la compañía puede eliminar este periodo de carencia.

Por un lado, la Ley del Contrato del Seguro establece en su artículo 103 que la compañía debe eliminar este tiempo en los casos de “asistencia de situación urgente”. Que se define como “aquellas de carácter médico y sanitario (incluido el transporte) que de no prestarse de forma inminente podrían poner en peligro la vida del paciente, su integridad o que puedan producir un daño permanente en su salud”,  según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Además, hay aseguradoras que suelen anular las carencias cuando el parto es prematuro, pero esto depende solamente del tipo de póliza contratada y de la compañía.

Coberturas específicas

Un seguro médico para embarazadas debe estar adaptado a las necesidades tanto de la futura mamá como del bebé. Entre las principales coberturas que debe tener este seguro se encuentran:

  • Visitas a especialistas como ginecólogos y obstetras necesarias para la vigilancia del embarazo. Donde también  resolverán todas tus dudas sobre el embarazo y el bebé.
  • Ecografías en 3D, una prueba cada vez más demandada que ayuda a conocer pormenorizadamente que el bebé está en perfecto estado.
  • Seguimiento del embarazo. La mayoría de las aseguradoras cuentan con coberturas específicas como la realización de analíticas y  pruebas genéticas de prevención y diagnóstico, que garanticen que tanto la madre como el bebé están en perfecto estado de salud.
  • Preparación al parto. La preparación al parto es muy importante para que salga todo bien en el momento de dar a luz. Se puede realizar de muchas formas, pero la más habitual es enseñar  técnicas respiratorias y de relajación y gimnasia prenatal, y otros cursos que intentan reducir el miedo al parto y ofrecer información con todo lo relacionado al bebé.
  • Asistencia en el parto. Esta cobertura incluye todo lo relacionado con el momento de dar a luz. Desde el traslado al hospital en ambulancia, la asistencia al parto, el suministro de la epidural...
  • Asistencia hospitalaria tras el parto de la madre y del recién nacido, hasta que reciban el alta médica.

Como sabemos que cada aseguradora tiene sus condiciones y coberturas,  desde CLOSASEGUROS podemos resolver tus dudas, tanto si tienes un seguro de salud, como si te estás planteando contratar uno porque quieres dar el paso de ser madre en un futuro. Consulta con nosotros y te asesoraremos sobre las diferentes opciones a tu alcance.

El momento de traer un hijo al mundo es un acontecimiento muy importante en la vida de las personas y son muchas las cosas que preocupan a los futuros padres, sobre todo si son primerizos. Por ello, es lógico que se quiera lo mejor para el bebé y para la madre, especialmente tras la pandemia y la incertidumbre que les rodea.

Por este motivo, muchos padres optan por contratar un seguro de salud privado que les acompañe durante el embarazo y en el momento del parto, pero ¿se puede contratar un seguro de salud estando embarazada?

No hay problema para contratarlo, porque, aunque en principio, el seguimiento del embarazo y el parto no estén cubiertos al estar ya embarazada, sí que tendría acceso al resto de servicios. Incluso, existen aseguradoras que, además, dan la opción de tenerlo cubierto desde la contratación pagando una sobreprima.

Este tiempo, fijado por la aseguradora, suele ser el mismo en todas y no se puede anular por desconocimiento del embarazo en el momento de la contratación o por haberse producido pocos meses después de la entrada en vigor de la póliza, aunque sí existen varias situaciones en las que la compañía puede eliminar este periodo de carencia.

Por un lado, la Ley del Contrato del Seguro establece en su artículo 103 que la compañía debe eliminar este tiempo en los casos de “asistencia de situación urgente”. Que se define como “aquellas de carácter médico y sanitario (incluido el transporte) que de no prestarse de forma inminente podrían poner en peligro la vida del paciente, su integridad o que puedan producir un daño permanente en su salud”,  según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Además, hay aseguradoras que suelen anular las carencias cuando el parto es prematuro, pero esto depende solamente del tipo de póliza contratada y de la compañía.

Coberturas específicas

Un seguro médico para embarazadas debe estar adaptado a las necesidades tanto de la futura mamá como del bebé. Entre las principales coberturas que debe tener este seguro se encuentran:

  • Visitas a especialistas como ginecólogos y obstetras necesarias para la vigilancia del embarazo. Donde también  resolverán todas tus dudas sobre el embarazo y el bebé.
  • Ecografías en 3D, una prueba cada vez más demandada que ayuda a conocer pormenorizadamente que el bebé está en perfecto estado.
  • Seguimiento del embarazo. La mayoría de las aseguradoras cuentan con coberturas específicas como la realización de analíticas y  pruebas genéticas de prevención y diagnóstico, que garanticen que tanto la madre como el bebé están en perfecto estado de salud.
  • Preparación al parto. La preparación al parto es muy importante para que salga todo bien en el momento de dar a luz. Se puede realizar de muchas formas, pero la más habitual es enseñar  técnicas respiratorias y de relajación y gimnasia prenatal, y otros cursos que intentan reducir el miedo al parto y ofrecer información con todo lo relacionado al bebé.
  • Asistencia en el parto. Esta cobertura incluye todo lo relacionado con el momento de dar a luz. Desde el traslado al hospital en ambulancia, la asistencia al parto, el suministro de la epidural...
  • Asistencia hospitalaria tras el parto de la madre y del recién nacido, hasta que reciban el alta médica.

Como sabemos que cada aseguradora tiene sus condiciones y coberturas,  desde CLOSASEGUROS podemos resolver tus dudas, tanto si tienes un seguro de salud, como si te estás planteando contratar uno porque quieres dar el paso de ser madre en un futuro. Consulta con nosotros y te asesoraremos sobre las diferentes opciones a tu alcance.

Noticias
Pedir información