La artritis, la fibromialgia o el cáncer son solo algunas de las enfermedades que experimentan dolor cronificado, para ello existen terapias que tratan de paliar estos efectos.

(más…)

La esperada solución a la COVID-19: las primeras vacunas ya están aquí.

(más…)

La pandemia ha generado el retraso en la detección de enfermedades graves como el cáncer.

(más…)

Estos seguros mantienen un crecimiento continúo durante la pandemia

(más…)

Hace casi un año que llegó el COVID-19 y trastocó nuestras vidas. Sus repercusiones han afectado a nuestra salud, por supuesto, pero también a nuestra vida personal y laboral. En el caso de muchos trabajos, la jornada laboral a distancia ha pasado de ser una posibilidad puntual a ser una opción recomendable o incluso única. 

Este tipo de jornada tiene muchas ventajas, está claro,  sobre todo de cara a reducir los contactos y, con ello, los posibles contagios. Pero también puede tener inconvenientes, incluso para la salud del teletrabajador. Por ello es aconsejable seguir una serie de pautas que garanticen que ese trabajo desde casa se realiza en la condiciones más saludables posibles.

Los problemas más frecuentes

“El trabajador o estudiante home office no debe olvidarse de aspectos básicos de la prevención de riesgos laborales en el ámbito de la salud, tanto en su faceta física como mental”, apunta Luisa Achaerandio, profesora colaboradora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, y fisioterapeuta. La profesora señala que entre las lesiones más habituales vinculadas al teletrabajo se encuentran los problemas musculares, de vista y la ansiedad. Lo bueno es que estas afecciones puede ser prevenidas por el propio teletrabajador, cuidando la postura corporal y el entorno donde trabaja.

Algunos consejos

Así, cuidar nuestra 'oficina en casa' y emplear los elementos adecuados es fundamental para mantener una buena salud laboral también a distancia. Así, es importante seleccionar bien el espacio de trabajo, que debe ser cómodo y hay que cuidar también el orden. Es especialmente importante contar con un buen mobiliario:

Respecto a la iluminación:

También es recomendable evitar malas posturas, para cuidar la circulación y la espalda:

Sobre posibles afecciones oculares provocadas por el teletrabajo, los expertos recomiendan seguir la regla 20-20-20. Consiste en dejar de mirar la pantalla cada 20 minutos, orientando la mirada hacia un objeto que esté a unos 6 metros (es decir, unos 20 pies) y hacerlo durante 20 segundos. Esto permite cambiar el enfoque y descansar la vista. Parece una obviedad, pero también hay que 'obligarse' a parpadear con frecuencia, para mantener el ojo hidratado.

“Si trabajamos la prevención, ahorramos muchos costes al empresario y mucho sufrimiento al trabajador”, señala el profesor Manel Fernández Jaria, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa, también de la UOC. 

En todo caso, recuerda este experto, tal y como refleja el Estatuto de los Trabajadores, “el empresario es el responsable de la exigencia de seguridad, así como de los riesgos que conlleva. Sin embargo, también se especifica que el teletrabajador debe ser diligente en sus actuaciones, ejecutando correctamente el desarrollo de su actividad laboral”.
Recuerda que, desde CLOSASEGUROS, contamos con numerosas coberturas para proteger y asegurar tanto a empresas como autónomos. Si tienes dudas o te interesa más información sobre algún producto asegurador, ¡contacta con nosotros!

La valoración media que los usuarios hacen de la sanidad privada es de un 7,5 sobre 10. Este dato, que muestra una alta satisfacción de uso de los servicios privados sanitarios, es uno de los recogidos por el Barómetro Sanidad Privada 2020 elaborado por IDIS, una fundación que agrupa a numerosas entidades aseguradoras y asistenciales del sector sanitario. 

La puntuación, un cómodo notable, es similar a la obtenida en el barómetro anterior, de hace tres años, y supone que 8 de cada 10 entrevistados le atribuyen a los servicios de los seguros de salud una puntuación mayor de 7. Y ello es así tanto en atención y accesibilidad, como en calidad del servicio y servicios generales.

Más que un notable

Además de esta buena valoración en aspectos generales, la sanidad privada alcanza un notable aún más alto (8) en los servicios relacionados con la atención primaria y especializada, las urgencias, el hospital de día y el ingreso hospitalario. 

En este sentido, y según destaca IDIS, todos los aspectos analizados (incluyendo la consulta ambulatoria -primaria y especializada-, el ingreso hospitalario, las urgencias y el hospital de día) satisfacen de forma clara las expectativas de los usuarios de la sanidad privada. 

De hecho, hay servicios de la sanidad privada, como el servicio de urgencias, que es visitado en mayor medida que el de la sanidad pública; en este caso, debido a traumatismos y dolencias digestivas, sobre todo. 

Recomendar sus servicios

No es extraño, por tanto, que buena parte de los titulares de los seguros de salud (casi 6 de cada 10) muestran una lealtad alta o muy alta hacia la sanidad privada y se manifiesten a favor de recomendarla. Destacan especialmente este aspecto entre las personas mayores de 50 años, quienes contratan de manera personal y cuya experiencia con la sanidad privada supera los 5 años. 

Puntos fuertes de la sanidad privada

Y, ¿cuáles son las virtudes que tienen a los asegurados de salud tan satisfechos? Pues, dentro de las cualidades más apreciadas por sus usuarios, estos señalan especialmente la rapidez y agilidad de servicio, con un 71% de las opiniones. Y se refieren a esta virtud tanto en general como a la hora de concertar citas.

Sus clientes valoran también de forma especial el trato y la atención recibidos, así como los centros: instalaciones modernas, calidad del servicio, tecnología y medios además de poder disponer de habitaciones individuales. 

Relacionado con este último aspecto, los pacientes también citan de forma específica la comodidad de los servicios, en especial, la menor espera para pruebas diagnósticas y la posibilidad de elección de especialista o centro. Por último, también valoran positivamente la profesionalidad y cualificación de los médicos especialistas.
Si tú también quieres beneficiarte de las ventajas de la sanidad privada, no dudes en informarte sobre nuestros productos de Salud. Y, si no tienes claro cuál sería mejor en tu caso, consulta con nosotros, te asesoraremos sin compromiso sobre las opciones más ajustadas a tus necesidades y presupuesto.

Los datos y su evolución son esenciales para buen funcionamiento del sector asegurador. El cálculo de riesgos y probabilidades permite a las entidades ofrecer precios competitivos en sus seguros, a la vez que les garantiza poder contar con fondos suficientes para asumir las indemnizaciones y asistencia que necesitan sus clientes. Y todo ello, sin dejar de mantenerse como negocios solventes y estables.

Además de esa información general (que les ayuda a calcular cuántas veces suele producirse un incidente, su gravedad y cuánto dinero supone arreglarlo), hay seguros en los que es especialmente importante la información particular de cada cliente. Este es el caso de los seguros de Salud.

Y es que, por ejemplo, la atención sanitaria para una familia de cuatro miembros -con un niño pequeño, una persona mayor dependiente y uno de los progenitores con diabetes- será completamente diferente a la que necesitará una pareja de jóvenes, deportistas, vegetarianos y no fumadores. Por tanto, el coste de su seguro no será el mismo. Ni tampoco serán similares los especialistas médicos a los que acudirán a consulta, con cuánta frecuencia lo harán o las pruebas médicas que pueden necesitar en un futuro próximo.

Para la compañía que les asegure es fundamental conocer esas diferencias. Ello le permitirá ofrecer el mejor precio posible en cada caso. Y, a la vez, podrá dimensionar adecuadamente sus recursos en cada zona, para poder disponer de los profesionales sanitarios precisos y asistir a sus clientes sin aglomeraciones ni esperas.

El cuestionario

Por eso, para poder conocer las diferencias en cada caso, las aseguradoras piden a sus futuros clientes que rellenen un cuestionario. Las preguntas tienen que ver con costumbres y estilo de vida (si se consume tabaco o alcohol, tipo de trabajo que se realiza, si se practica deporte…) así como los antecedentes de enfermedades en la familia o el histórico de salud del futuro asegurado (dolencias crónicas, intervenciones quirúrgicas, etc.). Esta información permitirá a la compañía apreciar las circunstancias particulares de su cliente a la hora de evaluar el riesgo. Pero, para que este sistema funcione, es esencial responderlo de forma realista y cierta, sin exagerar virtudes ni ocultar información.

Confianza mutua

La sinceridad en las respuestas no sólo es aconsejable, sino que es obligatoria para poder beneficiarse del seguro que contratamos. Lo que firmamos conlleva un compromiso de veracidad, por lo que es recomendable repasar bien nuestras respuestas. La aseguradora debe conocer la situación particular de cada persona a la que protege con un seguro y, si se demostrara que el cliente no fue honesto, la compañía tiene derecho a no prestar sus servicios.

Por su parte, la aseguradora se compromete a gestionar esa información sobre nuestra salud de forma segura y acorde a lo que establece la ley. El sector asegurador vigila especialmente la protección de datos de sus clientes, desarrollando las medidas necesarias para protegerlos y que sean utilizados sólo para lo que el cliente ha autorizado.
Si hay algo que no tengas claro sobre el cuestionario o cualquier otro aspecto de tu seguro de salud, estamos a tu disposición: no dudes en consultarnos.

Una popular cadena de atención bucodental presentó a finales del año pasado su declaración de concurso de acreedores. Esta quiebra dejó en suspenso miles de procesos asistenciales en marcha: miles de historias personales de usuarios que, habiendo pagado ya su tratamiento dental, o solicitado un crédito para hacerlo, veían incierta su finalización.

Por desgracia, este caso no ha sido el único durante los últimos años en España.

Asistencia dental low cost, ¿un modelo en entredicho?

Hace algo más de cuatro años, cerca de 1.500 usuarios se vieron afectadas por el cierre repentino de las clínicas de una de estas cadenas. También en 2016, otro negocio de estas características pero de mucho mayor tamaño vio a buena parte de su directiva detenida por presunto fraude fiscal a sus franquiciados y blanqueo de capitales. Y, ya en 2018, la bancarrota de otra conocida franquicia dental dejó a casi 400.000 pacientes con sus tratamientos -ya pagados en muchos casos o con financiaciones en marcha- a medias. Y acabamos de cerrar 2020 con otro caso más.

El Consejo General de Dentistas lleva tiempo reclamando que se regule de forma adecuada este tipo de franquicias dentales y la publicidad de servicios sanitarios, lo cual evitaría la desprotección de sus pacientes en caso de mala gestión o quiebra del negocio.

Actualmente, cuando se producen este tipo de situaciones, los pacientes afectados se ven desamparados tanto desde la perspectiva sanitaria (con tratamientos sin finalizar) como desde la vertiente financiera, con compromisos de crédito para asumir eso tratamientos o incluso ya pagados.

Otra atención dental es posible

La salud bucodental es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “fundamental”. La OMS entiende que es un aspecto esencial, tanto para disfrutar de buena salud integral como de una necesaria calidad de vida. Ello es así porque las dolencias bucales, además de influir en nuestra nutrición, también repercuten en nuestra autoestima y confianza, por lo que acaban afectando a nuestro bienestar psicosocial. 

En nuestro país, la sanidad pública cubre únicamente tratamientos muy básicos en el ámbito bucodental. Por ello, es más que recomendable complementar de alguna manera nuestra asistencia dental y la de nuestra familia. 

Este tipo de tratamientos no son especialmente baratos por lo que precio en este caso es un factor esencial, pero no el único. Debido a la importancia de la salud bucodental, es clave poder contar con un asesoramiento de confianza, capaz de proporcionarnos una asistencia ajustada a nuestras necesidades, fiable y al coste más competitivo posible.
Si tienes dudas al respecto, desde CLOSASEGUROS estaremos encantados de informarte sobre la diversas opciones que tenemos para ti.

No hay duda: si de todos los aspectos relevantes en la vida tuviéramos que seleccionar uno que haya sido clave en 2020, elegiríamos la salud. No en vano ha sido el año en el que hemos aprendido que las pandemias no son sólo cosas del pasado. Y en el que nos hemos dado cuenta de que, cosas de nuestra normalidad que dábamos por sentadas, como quedar con la familia y los amigos, por ejemplo, ya no lo son tanto. 

Pero hay que saber ver el vaso medio lleno y hay motivos para confiar en el futuro. Los médicos cada vez saben más sobre este virus y cómo controlarlo, y tenemos en marcha una campaña de vacunación por todo el mundo que hace más cercana esa inmunidad tan deseada.

Y, mientras, ¿qué cosas podemos hacer que estén en nuestro alcance? Pues, aparte de seguir todas las indicaciones de las autoridades, para mantenernos seguros nosotros mismos y a todos los que nos rodean, os proponemos aprovechar esos propósitos de mejora que hacemos cada año para incorporar a nuestra vida hábitos más saludables, que nos ayuden a enfrentar la situación en las mejores condiciones posibles.

Ni tabaco, ni bebida

Un estudio de Salud y estilo de Vida de la aseguradora Aegon señala que un 54% de los españoles considera no fumar y no beber alcohol como principal medida para mantener una buena salud. Recordemos que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de algunas enfermedades y ciertos tipos de cáncer, mientras que el tabaco favorece enfermedades cardiovasculares o irritantes, responsables de enfermedades respiratorias como la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar, además de crear una importante dependencia. Cuanto menos los consumamos, mejor.

Comida sana...

Una alimentación adecuada y natural, ajustada a nuestras necesidades nutricionales, previene las enfermedades. Más de la mitad de los españoles considera que no lleva una dieta saludable: por no no comer suficientes frutas y verduras y por el consumo habitual de alimentos procesados. Pero

parece que esto está cambiando y, de nuevo según el estudio de Aegón, siete de cada diez personas ya afirman que cada vez basan más su nutrición en alimentos frescos y poco procesados.

… Y mente sana

La pérdida de familiares, la ansiedad, el estrés o la incertidumbre que nos ha traído la pandemia puede generar un aumento de las enfermedades mentales. Como ejemplo, el estudio de la aseguradora señala que nueve de cada diez personas afirma sufrido estrés durante el último año.

El estrés reduce la capacidad de pensar con claridad, funcionar con eficacia y disfrutar de la vida, entre otras consecuencias indeseadas. Por el contrario, la positividad y la autoestima, que practica ya un 45,20% de los españoles, favorece un buen estado de salud y el bienestar emocional.

Familia y amigos

La encuesta refleja que una buena relación familiar es el segundo pilar para la felicidad de los españoles, y que ha aumentado casi un 14% respecto a 2019. Pasar tiempo en familia ayuda a crear vínculos fuertes, amor, conexiones y relaciones entre todos sus miembros.

Por ello no es extraño que, entre los propósitos de los españoles en salud para 2021, se incluya la intención de compartir más tiempo con nuestros seres queridos.

Para ayudarte con estos propósitos de mejora en tu salud, las aseguradoras especializadas disponen de diversos servicios preventivos. Así, muchos seguros de salud incluyen asistencia, por ejemplo, para ayudarte a dejar de fumar o encontrar la dieta más ajustada a tus necesidades. Si estás interesado, desde CLOSASEGUROS podemos asesorarte sobre distintas opciones.

La mascarilla ya forma parte de nuestro día a día. A conjunto con nuestra ropa o simplemente mascarillas higiénicas, pero desde mayo este nuevo complemento es una obligación. (más…)