El pasado 25 de enero se presentó en Aribau Multicines Balaña de Barcelona el primer documental de ALL1, siglas de Álex Llibre, un joven barcelonés amante del deporte que falleció de manera prematura en 2017 en un accidente de moto. Álex dejó escrita una lista de “101 cosas que hacer en la vida” y su hermano gemelo, Carlos, ha liderado un proyecto con el entorno más cercano de Álex para cumplir los sueños que dejó pendientes. El reto más difícil de borrar de la lista ya se ha cumplido: participar en el Rally Dakar 2024 como el mayor equipo amateur.

Con la idea de honrar a su amigo y con la ayuda de grandes nombres del motor nacional como Carlos Sainz, Laia Sanz y Miki Arpa, los jóvenes pilotos atrajeron a casi mil personas en el estreno de su documental. Entre ovaciones del público, dos de los amigos de Álex, también pilotos, hicieron una entrada estelar subidos en una moto que condujeron por los pasillos de la sala hasta el escenario. Allí Marc Martín, presentador del Dakar en televisión, introdujo el documental dirigido por Andy Zancan. El éxito fue tremendo y la pieza llegó al corazón de todos los espectadores.

Tan buena fue la acogida de la velada que Grup Balaña ya ha anunciado dos nuevos pases en Bosque Multicines para los días 2 y 9 de febrero. Además, han confirmado un futuro estreno en Madrid

Todo este proyecto tiene un objetivo muy claro: reivindicar el sentido de la vida a través de una narración que relata la experiencia que supuso el Rally de Marruecos, competición trampolín hasta el ansiado “Road to Dakar”. Álex no pudo completar su lista, pero sí lo harán sus seres queridos por él.

CLOSASEGUROS, patrocinador del equipo de ALL1, acudió al estreno. A pesar de la tristeza evocada, las conclusiones a las que llegó equipo del documental de ALL1 a través de sus protagonistas nos llenaron de orgullo y respeto por ellos y por Álex.

Nos reconforta saber que a través de su experiencia y de la labor encomiable de sus amigos y equipo, han conseguido transmitirnos su deseo de vivir, de superarse y de avanzar en el camino por muy difícil que sea. Os animamos a todos a verlo y que a aprender de esta lección de vida. Como dicen en ALL1, “Los sueños se cumplen, cuando son compartidos”.

¡Hola a tod@s! Me llamo Mario Verneda y estoy encantado de presentarme para que puedas conocerme un poco mejor.

¿Quién eres, de dónde vienes? 

Tengo 30 años, nací y vivo en Barcelona. Antes de entrar en CLOSASEGUROS estuve en EVERIS, una consultora multinacional que ofrece soluciones de negocio, estrategia y desarrollo, mantenimiento de aplicaciones tecnológicas y outsourcing.

¿Qué te encanta hacer cuando no estás trabajando? ¿Cuáles son tus aficiones?

Mi afición cuando no estoy trabajando es salir en bici con amigos o ir a correr. Es algo que me va muy bien en mi día a día para despejarme. Cuando no estoy practicando deporte, me gusta pasar el máximo tiempo posible con mi familia y amigos, para mí es la definición exacta de vivir la vida.

¿Dónde trabajas y cuánto tiempo llevas en CLOSASEGUROS?

Llevo cinco años siendo Ejecutivo de Cuentas del departamento de Empresas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

El trato con el cliente y la gestión de los grandes riesgos de las empresas con la finalidad de dar el mejor servicio al cliente.

Una frase que te inspire o con la que te sientas identificado/a

Siempre suelo decir: ¡Vive la vida intensamente!

¿A quién recomiendas?

Recomiendo a mi compañera y amiga Montse Manuel.

Mario Verneda

Ejecutivo de Empresas

El pasado mes de agosto se aprobó el proyecto de Ley de Protección y de Bienestar Animal, que entrará en vigor a lo largo del 2023 y que ha estado impulsada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. La ley afecta, entre otros, a los propietarios de mascotas. Vamos a ver qué impacto tendrá en nuestras pólizas de hogar.

¿Debo tener una póliza adicional de responsabilidad civil si mi seguro de hogar ya cubre a las mascotas? 

Esto es lo que se preguntan las personas que tienen perro, por ejemplo. En la actualidad, los propietarios de perros de razas peligrosas están obligados a contratar una póliza de responsabilidad civil que cubra los daños que la mascota pudiese causar a terceros. El coste de este tipo de pólizas suele rondar los 100 euros anuales.

Lo que cambia con la nueva ley es que se extiende la obligatoriedad de contar con un seguro de responsabilidad civil para todos los propietarios de perros, independientemente de su raza.

Hay muchas situaciones en las que nuestro perro puede verse envuelto en un accidente y causar daños graves, aunque sea improbable. Por ejemplo, cuando un perro causa un accidente de tráfico a consecuencia de la irrupción del animal en la vía pública. También puede producirse una pelea entre perros o incluso el ataque de un perro a una persona. En cualquiera de estas situaciones, debemos responder con indemnizaciones -a veces muy cuantiosas- por los daños causados y el seguro de responsabilidad civil será el que se haga cargo.

En la mayoría de las pólizas de hogar, dentro de la cobertura de responsabilidad civil familiar, se da cobertura a las mascotas que no sean de raza peligrosa. Por lo que, si tenemos un perro de raza no peligrosa, sería conveniente revisar nuestro seguro de hogar y comprobar que tenemos esta garantía incluida en nuestra póliza. Si esto es así, no es necesario que contratemos ningún seguro adicional.

Si además de tener cubierta la responsabilidad civil de tu perro, quieres darle la mayor protección, en el mercado existen seguros para mascotas que cubren lo anteriormente mencionado y otras garantías como gastos veterinarios por enfermedad o accidente.  Así tu mascota estará siempre protegida. En CLOSASEGUROS estamos a tu disposición para informarte sobre los cambios que se producirán tras la aprobación de esta normativa.

Laura Fisac

Ejecutiva de Cuentas

Serafín Serrano, cliente desde hace años, contactó conmigo pasadas las fiestas. La noche de Reyes al volver a casa, resbaló y acabó en urgencias con tres costillas rotas. Estaba preocupado porque tenía muchas dudas sobre qué había pasado y si podía ejercer algún derecho. Según su versión de los hechos, el suelo por el que caminaba tenía adoquines levantados y estaba resbaladizo. El accidente se había producido en el parking de un centro comercial muy concurrido dadas las fechas.

Le conté que, según la legislación, puede haber muchas razones para un mismo tipo de accidente. Depende mucho el lugar en el que este se produzca. Normalmente hay lugares con alto índice de accidentes tales cómo los estacionamientos y las aceras mal mantenidas, las zonas con escombros o los suelos con algún tipo de irregularidad. Mi consejo fue que intentase determinar si su caída se había producido por un mantenimiento negligente del sitio, recordándole que incluiría, por ejemplo, una mala iluminación o una superficie resbaladiza muy pulida.

Estas y otras causas pueden ser suficientes para interponer una reclamación civil o contencioso-administrativa, dependiendo de si el recinto es propiedad pública o privada. En el caso de Serafín, está claro que se trata de un espacio privado.

Lo que aconsejo en estos casos es asegurarse de que, salvo lesión grave que requiera asistencia médica inmediata, se avise a la policía o a la guardia civil para poder realizar un atestado del accidente. Este documento será vital durante la reclamación, ya que en él aparecerán los datos relativos a la causa que provocó el accidente; de los testigos, si los hubiese, y de las consecuencias ocasionadas. También será necesario presentar un parte médico de lesiones y toda la documentación pertinente que pueda ser de utilidad durante el proceso de reclamación.

En definitiva, lo más importante cuando sucede un percance como el de Serafín es mantener la calma y seguir unos sencillos pasos que hacen hincapié en el esfuerzo de ir al hospital, obtener un parte de lesiones y gestionar la reclamación. En CLOSASEGUROS podemos ayudarte a solucionar dudas respecto a este tipo de accidentes.

Marta Caralt

Técnica de Siniestros

Las nuevas tecnologías suelen permanecer en segundo plano hasta que surge una necesidad y necesitamos sacar un beneficio inmediato con su uso. Entonces ocurre algo extraordinario: abandonamos viejos hábitos y nos adaptamos de un salto al cambio. Hace años que en el sector del hogar oímos hablar de términos como “electrodomésticos conectados”, “casa inteligente” o “domótica”. Sabemos que, como ha ocurrido en otros ámbitos de la tecnología, en el futuro todos los dispositivos del hogar estarán “conectados”. Hoy en día, la mayoría de nuestros electrodomésticos no lo están. Sin embargo, la transición hacia el horizonte digital empieza ahora.

Estuve con Josep Grifol, director general de AKEMIRA HOME y experto en seguros de hogar. Durante un buen rato hablamos sobre los cambios que están surgiendo en este sector a raíz del desarrollo tecnológico que afecta a nuestras casas.

Como Josep es un verdadero conocedor de este campo, le pregunté si creía que la domótica ha llegado a nuestros hogares para quedarse o si en algunos hogares ya ha entrado y en otros tardará algún tiempo, por aquello del “proceso de adopción” de los usuarios. Si pensaba que al disponer de medidas de seguridad más avanzadas disminuye el riesgo y por tanto la prima.

Rápidamente me contestó que las compañías de seguros se basan en datos históricos y estadísticos para fijar sus primas de riesgo para cada una de las pólizas. Sin duda, el coste de cualquier incidente en una vivienda es menor cuanto más rápida es la respuesta para paliar los efectos de dicho incidente.

Me puso el ejemplo de un viaje de fin de semana en el que nuestra casa se queda vacía y sufrimos una intrusión. Es muy probable que el coste para subsanar los daños de esa intrusión sea sensiblemente menor si estamos al corriente de este hecho inmediatamente. Es decir, si tomamos una acción en tiempo presente en lugar de tras descubrirlo al volver. En ese tiempo que ha pasado los intrusos han podido seguir causándonos daños.

Otro caso que me comentó fue el de un escape de agua. Cuanto antes lo detectemos, menor será el daño producido. Lo mismo valdría para un incendio y una detección temprana del humo o para una fuga de gas. Si a todo ello le sumamos el efecto dinosaurio (elementos que se usan para desalentar a los ladrones de que cometan robos) que nos proporciona la domótica con elementos como el encendido momentáneo de luces, aparatos de radio o televisión, movimientos de persianas, cortinas o toldos para simular que hay alguien en casa, la probabilidad de que nos roben es mucho menor, me decía Josep.

Mientras hablábamos me surgió otra cuestión a plantearle: ¿qué ocurriría si no conectase las medidas de seguridad y entrasen a robar en mi casa?

Su respuesta fue asegurar que la potestad de conectar las medidas de seguridad es única y exclusivamente nuestra, como usuarios responsables. Somos los únicos que podemos decidir en qué momento el sistema de vigilancia debe avisarnos si se detecta alguna incidencia.

Los sistemas de vigilancia normalmente permiten la conexión y desconexión remota, por lo que en caso de descuido siempre tenemos la posibilidad de realizar esta conexión a través de nuestro móvil. Si tenemos la desgracia de que alguien entra a robar y, por cualquier motivo, no habíamos conectado las medidas de seguridad, entonces, y a diferencia de las compañías de servicios de seguridad que no nos proporcionan ningún seguro, la póliza de nuestra compañía de seguros es nuestro último recurso para resarcir los daños causados por los ladrones.  En este caso, la aseguradora puede hacer uso de los datos históricos y decidir cambiarnos la prima de nuestra póliza si considera que esta situación se puede dar de modo frecuente en nuestro caso. En definitiva, los usuarios somos responsables de activar nuestros sistemas, siempre que las condiciones nos lo permitan.

Finalmente, estuvimos hablando acerca de si una compañía de seguros podría obligarte a contratar medidas de seguridad privadas. Me dijo que normalmente la compañía de seguros nos ofrecerá varias opciones de póliza en función del riesgo que calcule en cada caso. En el peor de los ellos, si el riesgo es muy elevado podrá retirar la oferta de su póliza. También podrá recomendar la inclusión de ciertas medidas de seguridad para reducir el riesgo de la póliza. Sin embargo, nunca obligará a la contratación de un determinado sistema o servicio de seguridad.

Casi al final de nuestra charla yo me lamentaba de que habría una gran cantidad de tipos de sistema de seguridad y medidas antirrobo que no fueran conocidos por el público. Quise saber por donde empezar a adaptar un hogar a este modelo y me recomendó que lo más sencillo es familiarizarse con la tecnología adquiriendo un solo elemento o conjunto básico de elementos conectados y empezar practicando a través de la App del fabricante.

Aseguraba que pronto se tendría un mayor conocimiento y confianza en estos sistemas y que entonces la gente instalaría otros sensores que permitan automatizar tareas un nuevo “hogar conectado”. Así cualquiera podrá sentirse cómodo, más seguro, y generar de esta forma una buena experiencia de usuario.

En resumen, tras la conversación con Josep concluimos que el proceso de adaptación tecnológica por parte de los usuarios será lento, pero acabará por suceder de forma natural. La sensación que da es que los hogares van a estar cada vez más conectados con uno mismo, tanto fuera como dentro de casa. En CLOSASEGUROS estamos a tu disposición para ayudarte y resolver las dudas que puedan surgirte con respecto a temas relacionados con el hogar, la domótica o las nuevas tecnologías y las pólizas correspondientes.

Nacho Gómez Calzado

Director

Nos encontramos en la época del año en la que el riesgo por inundaciones aumenta. Las fuertes tormentas pueden ocasionar daños en viviendas y vehículos.

Clientes como Rosa nos llaman durante esta época del año para resolver dudas sobre un imprevisto así. A continuación, os resumimos las preguntas más frecuentes que tanto ella como otros clientes nos transmiten sobre esta cuestión.

¿Cubren los seguros de hogar y de coche los daños causados por inundaciones? En tal caso, ¿cómo podemos reclamar?
Es importante disponer de una buena póliza de hogar y de coche para que, en caso de siniestro, tengamos la mejor cobertura posible ante cualquier imprevisto.

¿Quién se encargaría de ofrecer una indemnización cuando sucede una catástrofe natural como puede ser una inundación?
En este caso actuaría el Consorcio de Compensación de Seguros y no nuestra póliza. El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es una entidad pública que desempeña múltiples funciones en el ámbito del seguro. Entre ellas destacan las relacionadas con la cobertura de los riesgos extraordinarios, el seguro obligatorio de automóviles, el seguro agrario combinado y la liquidación de entidades aseguradoras.

Entonces, ¿qué se entiende por “riesgos extraordinarios”?

Son aquellos fenómenos naturales como fuertes vientos, grandes tormentas o terremotos; hechos de carácter político o social, como atentados terroristas o rebeliones y acciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Por lo tanto, una inundación extraordinaria se considera un riesgo extraordinario que deberá atender el Consorcio.

¿El Consorcio me dará cobertura sin tener una póliza de seguro?

No, es requisito indispensable tener contratada una póliza de seguro con cualquier compañía aseguradora para poder recibir esta compensación por parte del Consorcio:

¿Cómo puedo reclamar en el caso de haber sufrido daños a consecuencia de una inundación?

La reclamación al Consorcio puede realizarse a través de un mediador de seguros, a través de la compañía en la que estemos asegurados o directamente, nosotros mismos, a través de los siguientes canales:

¿Qué tipos de documentos se necesitan para llevar a cabo el trámite?

Para formalizar una reclamación será necesario aportar la siguiente documentación:

Ventajas de realizar la reclamación a través de un mediador

Son muchas las ventajas de reclamar con la ayuda de un mediador o corredor de seguros:

Es importante solicitar la reclamación lo antes posible para evitar complicaciones a la hora de aportar documentación o realizar los trámites correspondientes.

Como ves, es posible estar cubierto ante los daños materiales que puede causar una inundación. Es recomendable insistir en las vías citadas para llevar a cabo las reclamaciones correspondientes. Recuerda que en CLOSASEGUROS estamos a tu disposición como mediadores para ayudarte en casos como este.

Carolina Franco

Ejecutiva de cuentas

En los últimos meses estamos viendo que las empresas y los particulares se ven afectados por suplantaciones de identidad en términos que afectan a sus productos financieros y números de cuenta, entre otros. Sara, clienta en CLOSASEGUROS, tenía muchas dudas con respecto a si debía contratar algún tipo de seguro que cubriese riesgos digitales tanto para ella, como para la empresa en la que ejerce con cargo ejecutivo.

Tras un encuentro con ella, os resumimos sus principales preguntas y nuestro análisis.

¿Pueden suplantarme la identidad?
Este tipo de robo es la proporción de la identidad de una persona que se hace pasar por otra para acceder a ciertos recursos o la obtención de créditos y otros beneficios en nombre de esa persona.
El robo de identidad es el delito con mayor crecimiento en el mundo. Con el tiempo, los datos de los documentos de identidad como la tarjeta de crédito, la tarjeta de débito, los cheques y cualquier otro documento que contenga los datos personales se han vuelto muy importantes. En el año 2014 se denunciaron 117 delitos de suplantación de identidad solo en España.

¿Qué puedo hacer para protegerme?
Evita utilizar tu usuario y contraseña en sitios web de dudosa procedencia que te lleguen por correo electrónico. Jamás compartas información financiera, es confidencial y debes tratarla con precaución. Proporcionar tus contraseñas a amigos, pareja o familiares, para confirmar alguna transacción puede ser un riesgo porque no sabes en qué terminal acabarán tus datos. Finalmente, las compañías aseguradoras están recomendando - incluso exigiendo- que todas las empresas aseguradas tengan instalado el sistema de doble autenticación. ¿Qué quiere decir? Pues que este sistema se basa en que cualquier acceso al correo cuente con un sistema de doble seguridad, como por ejemplo una contraseña enviada al móvil del usuario que está intentando acceder a la sesión/cuenta.

¿Es un problema sectorial o afecta a toda la sociedad?
Cada día en España se registran 11 denuncias de delitos de usurpación de identidad. En 2021 hubo casi el doble de casos (4.321) que en 2020 (2.911). Muchos de estos casos surgen a raíz de transacciones online falsas y los ladrones de identidad usan ese nuevo perfil para estafar. 

Esperamos que estos consejos os hayan esclarecido algunas dudas sobre este tema, tal y como lo hizo con Sara. La ciberseguridad y la protección en entornos digitales va a ser cada vez más importante en el desarrollo de la actividad empresarial de los seguros y de muchos otros sectores.

Mario Verneda

Ejecutivo de cuentas

Con motivo de la guerra de Ucrania algunos organismos internacionales han tomado medidas sancionadoras que afectan a la actividad de las aseguradoras y de otros sectores.

La dura realidad de una guerra no solo tiene efecto en el tejido empresarial de los países afectados por el conflicto. Nuestro cliente Gustavo opera en Ucrania a través de una compañía nacional. Tiene una empresa que se dedica al transporte por carretera de mercancías y actualmente opera en todos los países de Europa con fronteras terrestres. Cuando Rusia invadió Ucrania a finales de febrero del año pasado, se vio en una situación de incertidumbre con respecto a los seguros con los que contaba y fue un momento de reflexión profunda, ya que una guerra también tiene consecuencias en esta materia.

La primera observación fue clara, esta guerra y las sanciones que la Unión Europea ha impuesto al país invasor ha generado un panorama económico y político muy volátil. La cabeza visible de todo este conflicto en términos económicos es la inflación y tras ella una alteración contractual en muchas de las regulaciones, especialmente en los seguros (no se conceden seguros de vida en pleno conflicto). Esta inflación estaba afectando a las operaciones que Gustavo estaba realizando. En otros ramos y coberturas, como los seguros de crédito, la guerra no es razón de exclusión de cobertura de los seguros. La cobertura, en cualquier caso, dependerá del cumplimiento de las empresas ucranianas o rusas de sus compromisos y obligaciones de pago en el marco de esta situación catastrófica.

Al tiempo, Gustavo me comentó que no sabía si debería haber parado su actividad en el país, pero le suponía un coste enorme reorganizar sus rutas. Yo le expliqué que la situación en los seguros era más drástica. En España, Generali fue de las primeras en cesar actividades, pero luego se sumaron otras compañías y corredurías internacionales, sobre todo americanas, como Munich Re, Marsh, Aon y, recientemente, AXA. Estas compañías han dejado de suscribir nuevos negocios de seguros y detenido todas las renovaciones respecto a los activos de propiedad rusa ubicados en ese mismo país. Entonces fue cuando Gustavo percibió la necesidad de actuar con celeridad y precisión. En pocas semanas, ya había reorganizado sus rutas por países limítrofes con Ucrania y había pausado sus envíos al país.

No todos los sectores se ven afectados por igual

Al comparar nuestro sector con el de Gustavo, por fortuna la exposición del seguro nacional a los activos rusos como la deuda, las acciones de empresas o la participación en fondos, es ínfima más allá de las pólizas suscritas por los residentes particulares con las compañías de seguros de vida u otros ramos. Las carteras de seguros e inversiones de las aseguradoras y reaseguradoras españolas tampoco están expuestas directamente a países como Bielorrusia o Ucrania. Sin embargo, el sector de los transportes se ha visto fuertemente afectado especialmente a causa de la inflación.

Respecto a lo anterior, el impacto de las sanciones sobre las empresas de seguros en España debería tener poco impacto. De hecho, se cree que la cobertura de riesgos en Rusia por parte de las reaseguradoras globales representa apenas el 2% de sus primas brutas. Algunos ramos de seguros más afectados son la aviación, el transporte marítimo y el crédito comercial. Estos podrían ser la causa de las mayores pérdidas a las aseguradoras.

Cabe destacar que entre las empresas de seguros en España esa incidencia será residual, al igual que Gustavo, nuestro país gestiona y transporta la mayor parte de mercancías por tierra.

Nacho Gómez

Director Comercial

El pasado verano se inauguró el primer centro dedicado exclusivamente a la oncología pediátrica de España y segundo de Europa. Con la apertura del centro, dependiente del Hospital Sant Joan de Déu, se prevé aumentar la capacidad de atender nuevos casos de cáncer pediátrico.

Este centro monográfico de oncología pediátrica lleva gestándose desde 2017, año en el que se hizo viral la campaña #ParaLosValientes. A través de esta plataforma se recaudaron alrededor de 30 millones de euros para construir y dotar al proyecto del equipamiento necesario, que espera atender a un 35% de casos más con su apertura. El resto, entorno a 7 millones más, fueron obtenidos gracias a donantes fundadores, empresas y particulares. Entre ellos está la Fundación Leo Messi, que es uno de los donantes fundadores y uno de los principales impulsores de este proyecto que intenta afianzar un modelo de investigación, asistencia y atención al cancer infantil.

Ambos centros están conectados mediante una galería cubierta elevada, lo que fortalece la sinergia entre los equipos. El SJD Pediatric Cancer Center Barcelona está ubicado en un edificio de 14.000 metros cuadrados, distribuido en cinco plantas y dedicado en un 70% a la asistencia médica y un 30% a la investigación. Además, el centro dispone no solo de excelentes servicios de medicina nuclear y terapia metabólica, sino que cuenta con variedad de servicios no asistenciales, como son espacios comunes acogedores, grandes espacios con luz natural y un diseño que aspira a favorecer el bienestar de pacientes y familias.

La construcción de este centro no solo ha supuesto un hito en cuanto a instalaciones médicas en España, también ha demostrado un caso extraordinario de colaboración social entre varios actores. Desde FUNDACIÓN CLOSASEGUROS hemos querido aportar nuestro granito de arena con este proyecto mediante patrocinios y deseamos que el SJD Pediatric Cancer Center Barcelona ayude lo máximo posible a pacientes y familias. Nuestro cariño y apoyo para ellos siempre.

En muchas ocasiones, como profesionales del sector seguros, hemos oído decir a algunas empresas que las pólizas de seguros no cubren nada, que cuando tienes el siniestro siempre son excusas de las compañías para no pagar o que siempre que lo necesitas el seguro no sirve.

Lamentablemente esta es una concepción que en mayor o menor medida está en la mente de algunos de los clientes a los que nos dirigimos como sector. Como corredores de seguros, nos gustaría hacer una pequeña reflexión.

En nuestra opinión, lo fundamental para entender por qué pasa esto es relativamente sencillo: los productos aseguradores generalmente son productos complejos y en ocasiones se venden de forma muy simple. Dejadnos explicar brevemente lo que queremos decir con esto.

Una póliza de seguro es un contrato de adhesión entre el tomador y la aseguradora. Este contrato, por ejemplo, para cubrir una responsabilidad civil empresarial, en este ejercicio de ficción, podría tener unas 50 páginas y unas 150 cláusulas, lo que no sería nada inusual. Así pues con el contrato establecemos la piedra angular que regulará la relación entre las partes (aseguradora y tomador). Si pasa algo, cuáles serán las consecuencias, qué importe estoy asegurando, qué es lo que estoy asegurando, etc...

Para saber lo que estas contratando, deberías entender si tanto las cláusulas particulares (las que establece el tomador), como las generales (a las que te adhieres). Son las que necesitas, y lo más importante, las que tú quieres como tomador de ese seguro. En el mundo de la empresa, para poder hacer un traje a medida (ya que cada empresa es un mundo), se tiene que entender el negocio en su totalidad: actividad, proceso productivo, instalaciones, modelo de negocio, etc... Aquí viene el principal problema, que nos incluye a los mediadores:

¿Cuántas veces hemos cotizado (aquí nosotros incluidos) con una copia de una póliza ya existente sin preguntar nada más?

¿Cuántas veces hemos comparado únicamente el coste del seguro para llevarnos una póliza?

Muchas veces, en el sector de la mediación, olvidamos lo que vendemos. Nosotros no nos cansamos de repetirlo a nuestros equipos: “no vendemos pólizas de seguro, vendemos un servicio profesional de asesoramiento y gestión a nuestros clientes”.

Para hacer lo anterior, no puedo hacer una “chapuza” con la contratación de una póliza de seguro. Nuestro trabajo como profesionales del sector es afilar la pluma y recomendar al cliente lo que necesita para sus circunstancias particulares y no solo compararle el coste por las ganas de vender más rápido y fácil. Esto último lo podría hacer cualquiera, no hace falta ser un profesional del sector.

El día del siniestro, hacer las cosas bien al principio y mantener nuestras pólizas de seguro al día, como muchas cosas en la vida, es lo que marcará la diferencia entre que el seguro funcione como debe y que sea una auténtica bomba de relojería. Porque no se pueden comprar un BMW a precio de un Dacia Logan, y esto a veces pasa en el mundo asegurador, que vendemos duros a cuatro pesetas por querer hacer las cosas rápido.

Lo que acaba pasando es que prometemos pólizas blindadas contra cualquier inclemencia a nuestros clientes cuando realmente nos hemos dejado de montar el blindaje en la cadena de producción.

El próximo día que un corredor te haga 50 preguntas sobre tu negocio e intente entender lo que haces, cómo lo haces, cómo funciona tu modelo de negocio, los departamentos, cómo son las instalaciones, etc... Ahí tendrás la primera señal de que estás comprando un servicio y no una póliza de seguros. La diferencia es sutil, pero importante.

Alejandro Closa

Director

cross