Las nuevas tecnologías suelen permanecer en segundo plano hasta que surge una necesidad y necesitamos sacar un beneficio inmediato con su uso. Entonces ocurre algo extraordinario: abandonamos viejos hábitos y nos adaptamos de un salto al cambio. Hace años que en el sector del hogar oímos hablar de términos como “electrodomésticos conectados”, “casa inteligente” o “domótica”. Sabemos que, como ha ocurrido en otros ámbitos de la tecnología, en el futuro todos los dispositivos del hogar estarán “conectados”. Hoy en día, la mayoría de nuestros electrodomésticos no lo están. Sin embargo, la transición hacia el horizonte digital empieza ahora.

Estuve con Josep Grifol, director general de AKEMIRA HOME y experto en seguros de hogar. Durante un buen rato hablamos sobre los cambios que están surgiendo en este sector a raíz del desarrollo tecnológico que afecta a nuestras casas.

Como Josep es un verdadero conocedor de este campo, le pregunté si creía que la domótica ha llegado a nuestros hogares para quedarse o si en algunos hogares ya ha entrado y en otros tardará algún tiempo, por aquello del “proceso de adopción” de los usuarios. Si pensaba que al disponer de medidas de seguridad más avanzadas disminuye el riesgo y por tanto la prima.

Rápidamente me contestó que las compañías de seguros se basan en datos históricos y estadísticos para fijar sus primas de riesgo para cada una de las pólizas. Sin duda, el coste de cualquier incidente en una vivienda es menor cuanto más rápida es la respuesta para paliar los efectos de dicho incidente.

Me puso el ejemplo de un viaje de fin de semana en el que nuestra casa se queda vacía y sufrimos una intrusión. Es muy probable que el coste para subsanar los daños de esa intrusión sea sensiblemente menor si estamos al corriente de este hecho inmediatamente. Es decir, si tomamos una acción en tiempo presente en lugar de tras descubrirlo al volver. En ese tiempo que ha pasado los intrusos han podido seguir causándonos daños.

Otro caso que me comentó fue el de un escape de agua. Cuanto antes lo detectemos, menor será el daño producido. Lo mismo valdría para un incendio y una detección temprana del humo o para una fuga de gas. Si a todo ello le sumamos el efecto dinosaurio (elementos que se usan para desalentar a los ladrones de que cometan robos) que nos proporciona la domótica con elementos como el encendido momentáneo de luces, aparatos de radio o televisión, movimientos de persianas, cortinas o toldos para simular que hay alguien en casa, la probabilidad de que nos roben es mucho menor, me decía Josep.

Mientras hablábamos me surgió otra cuestión a plantearle: ¿qué ocurriría si no conectase las medidas de seguridad y entrasen a robar en mi casa?

Su respuesta fue asegurar que la potestad de conectar las medidas de seguridad es única y exclusivamente nuestra, como usuarios responsables. Somos los únicos que podemos decidir en qué momento el sistema de vigilancia debe avisarnos si se detecta alguna incidencia.

Los sistemas de vigilancia normalmente permiten la conexión y desconexión remota, por lo que en caso de descuido siempre tenemos la posibilidad de realizar esta conexión a través de nuestro móvil. Si tenemos la desgracia de que alguien entra a robar y, por cualquier motivo, no habíamos conectado las medidas de seguridad, entonces, y a diferencia de las compañías de servicios de seguridad que no nos proporcionan ningún seguro, la póliza de nuestra compañía de seguros es nuestro último recurso para resarcir los daños causados por los ladrones.  En este caso, la aseguradora puede hacer uso de los datos históricos y decidir cambiarnos la prima de nuestra póliza si considera que esta situación se puede dar de modo frecuente en nuestro caso. En definitiva, los usuarios somos responsables de activar nuestros sistemas, siempre que las condiciones nos lo permitan.

Finalmente, estuvimos hablando acerca de si una compañía de seguros podría obligarte a contratar medidas de seguridad privadas. Me dijo que normalmente la compañía de seguros nos ofrecerá varias opciones de póliza en función del riesgo que calcule en cada caso. En el peor de los ellos, si el riesgo es muy elevado podrá retirar la oferta de su póliza. También podrá recomendar la inclusión de ciertas medidas de seguridad para reducir el riesgo de la póliza. Sin embargo, nunca obligará a la contratación de un determinado sistema o servicio de seguridad.

Casi al final de nuestra charla yo me lamentaba de que habría una gran cantidad de tipos de sistema de seguridad y medidas antirrobo que no fueran conocidos por el público. Quise saber por donde empezar a adaptar un hogar a este modelo y me recomendó que lo más sencillo es familiarizarse con la tecnología adquiriendo un solo elemento o conjunto básico de elementos conectados y empezar practicando a través de la App del fabricante.

Aseguraba que pronto se tendría un mayor conocimiento y confianza en estos sistemas y que entonces la gente instalaría otros sensores que permitan automatizar tareas un nuevo “hogar conectado”. Así cualquiera podrá sentirse cómodo, más seguro, y generar de esta forma una buena experiencia de usuario.

En resumen, tras la conversación con Josep concluimos que el proceso de adaptación tecnológica por parte de los usuarios será lento, pero acabará por suceder de forma natural. La sensación que da es que los hogares van a estar cada vez más conectados con uno mismo, tanto fuera como dentro de casa. En CLOSASEGUROS estamos a tu disposición para ayudarte y resolver las dudas que puedan surgirte con respecto a temas relacionados con el hogar, la domótica o las nuevas tecnologías y las pólizas correspondientes.

Nacho Gómez Calzado

Director

Nos encontramos en la época del año en la que el riesgo por inundaciones aumenta. Las fuertes tormentas pueden ocasionar daños en viviendas y vehículos.

Clientes como Rosa nos llaman durante esta época del año para resolver dudas sobre un imprevisto así. A continuación, os resumimos las preguntas más frecuentes que tanto ella como otros clientes nos transmiten sobre esta cuestión.

¿Cubren los seguros de hogar y de coche los daños causados por inundaciones? En tal caso, ¿cómo podemos reclamar?
Es importante disponer de una buena póliza de hogar y de coche para que, en caso de siniestro, tengamos la mejor cobertura posible ante cualquier imprevisto.

¿Quién se encargaría de ofrecer una indemnización cuando sucede una catástrofe natural como puede ser una inundación?
En este caso actuaría el Consorcio de Compensación de Seguros y no nuestra póliza. El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es una entidad pública que desempeña múltiples funciones en el ámbito del seguro. Entre ellas destacan las relacionadas con la cobertura de los riesgos extraordinarios, el seguro obligatorio de automóviles, el seguro agrario combinado y la liquidación de entidades aseguradoras.

Entonces, ¿qué se entiende por “riesgos extraordinarios”?

Son aquellos fenómenos naturales como fuertes vientos, grandes tormentas o terremotos; hechos de carácter político o social, como atentados terroristas o rebeliones y acciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Por lo tanto, una inundación extraordinaria se considera un riesgo extraordinario que deberá atender el Consorcio.

¿El Consorcio me dará cobertura sin tener una póliza de seguro?

No, es requisito indispensable tener contratada una póliza de seguro con cualquier compañía aseguradora para poder recibir esta compensación por parte del Consorcio:

¿Cómo puedo reclamar en el caso de haber sufrido daños a consecuencia de una inundación?

La reclamación al Consorcio puede realizarse a través de un mediador de seguros, a través de la compañía en la que estemos asegurados o directamente, nosotros mismos, a través de los siguientes canales:

¿Qué tipos de documentos se necesitan para llevar a cabo el trámite?

Para formalizar una reclamación será necesario aportar la siguiente documentación:

Ventajas de realizar la reclamación a través de un mediador

Son muchas las ventajas de reclamar con la ayuda de un mediador o corredor de seguros:

Es importante solicitar la reclamación lo antes posible para evitar complicaciones a la hora de aportar documentación o realizar los trámites correspondientes.

Como ves, es posible estar cubierto ante los daños materiales que puede causar una inundación. Es recomendable insistir en las vías citadas para llevar a cabo las reclamaciones correspondientes. Recuerda que en CLOSASEGUROS estamos a tu disposición como mediadores para ayudarte en casos como este.

Carolina Franco

Ejecutiva de cuentas

¿Alguna vez te has preguntado la diferencia que supone contar con una buena correduría de seguros?

Si la póliza no está bien hecha, o no asesoramos bien al cliente, es probable que el producto no se adapte bien a sus necesidades y por tanto, en caso de siniestro, la compañía podría no cubrir los daños y dejarle sin cobertura.

¿Quieres conocer un ejemplo real?

Hace tiempo recibí la llamada de Cristina, una de nuestras clientas. Llamó para que le tarificara un seguro de hogar. Era para una casa adosada con jardín y me comentó que además tenían un perrito pequeño que acababan de adoptar. Le propuse que entonces debíamos incluir la garantía de responsabilidad civil del perro, por cualquier incidente que pudiera ocurrir. A Cristina le pareció innecesario ya que su perro pesaba menos de dos kilos y creía que esta cobertura era desproporcionada, porque, ¿qué daños puede causar un perro de ese tamaño? Aún así, aceptó mi consejo e incluyó esta garantía.

Siempre recomiendo a todos nuestros clientes que, en caso de siniestro o duda, contacten con nosotros para poder asesorarles, porque cosas más raras se han visto. Pues bien, hace poco volvió a llamar, y me contó que su perro se había escapado por un hueco de la valla y se había colado en la casa del vecino, con la mala suerte de que había dejado embarazada a la perrita. El vecino le reclamaba a Cristina el coste de la factura de la interrupción del embarazo de la mascota y gracias a que finalmente incluimos la garantía de responsabilidad civil de mascotas en su seguro de hogar, la compañía pudo reembolsar al vecino el importe de la factura.  

Al contrario de lo que la mayoría de personas piensan, contratar un seguro con la mediación de un corredor no supone mayor coste para el cliente. Siempre les decimos a nuestros clientes que se quiten la idea de que acudir a una correduría encarece el seguro, de hecho, se ahorra dinero. Uno de los problemas a la hora de contratar un seguro, es la falta de conocimiento por parte del cliente de las distintas opciones que existen. Como profesionales del sector, conocemos perfectamente el mercado y estamos al tanto de cualquier novedad para comunicársela a nuestros clientes si les pueden resultar interesantes. 

Te ayudamos a evitar las sorpresas por la letra pequeña

Además de ahorrarles tiempo, nos encargamos de buscar por ellos todos los productos existentes en el mercado para cubrir sus necesidades y les ofrecemos un conocimiento exhaustivo de cada producto “letra pequeña” incluida. En las pólizas las compañías juegan mucho con este tema de las exclusiones, es decir, lo que no se cubre. En lugar de expresar claramente lo que no cubre, lo ‘’esconden’’ detrás de esta ''letra pequeña''.

Por ejemplo, en los seguros de hogar un “truquillo” típico es que la póliza te especifica que cubre la rotura de loza sanitaria, pero no la “rotura de sanitarios” y hay una gran diferencia entre una cosa y otra. Muchos sanitarios no son lozas, sino fibras sintéticas y cuando llaman al seguro para decir que se ha roto el inodoro y mandan al perito resulta que es fibra sintética y no se cubre. Son matices que abaratan mucho la póliza, palabras “engañosas” que hacen creer al cliente que algo estará cubierto y luego no lo está.

Los clientes muchas veces no saben que los corredores contratamos grandes volúmenes de seguros, por eso nos pueden ofrecer precios mucho más competitivos que si contratan la póliza a través de un agente afecto o directamente con la compañía.

El mismo seguro, con los mismos datos, en la misma compañía, puede tener precios diferentes si el cliente la contrata directamente con la compañía o a través de un agente o a través de un corredor. 

Por cierto, ¿sabías que las corredurías somos una figura imparcial? No nos debemos a ninguna compañía y esto nos permite identificar ofertas que inicialmente parecen muy ventajosas, pero que incluyen cláusulas abusivas para los intereses de nuestros clientes. Por poner un par de ejemplos: seguros de auto que solo cubren 3 asistencias en carretera al año (a partir de la tercera los gastos corren a cargo del cliente y te podemos asegurar que pagar una grúa como particular ¡no es barato!) o seguros de hogar con precios muy económicos pero garantías y capitales muy escasos, por ejemplo daños estéticos con un límite de 500 €, cuando nosotros como mínimo siempre contratamos 1.500 €. 

La correduría como representante legal del cliente

Finalmente, nosotros como corredores, también actuamos como representantes legales del cliente frente al sector asegurador.

¿Alguna vez te ha pasado que no entendías bien alguna cláusula de tu seguro o no sabías bien como actuar o a quién recurrir para solventar una duda? No te preocupes. Todas las gestiones y relaciones con la compañía las realizamos nosotros, así ayudamos a nuestros clientes a ahorrar tiempo, dinero y preocupaciones, ya que nos hacemos cargo de todas las gestiones y trámites relacionados con sus seguros. 

¿Qué implica contratar un seguro con nosotros?

Contratar un seguro con nosotros implica que siempre vamos a mirar por vuestros intereses, los de nuestros clientes, no por los de la compañía aseguradora. Esto es muy importante para nosotros. Por eso, desde CLOSASEGUROS gestionamos todas tus pólizas priorizando tus intereses.

¿Cuántas veces has intentado buscar el precio de un seguro a través de un comparador de internet?

Si lo has hecho alguna vez, seguro que te has fijado en la amplia variedad de garantías diferentes que te ofrecen. Para volverse loco, ¿verdad? ¡El tiempo es oro! Por ello no lo pierdas buscando, comparando y eligiendo entre múltiples opciones, ¡nosotros lo hacemos por ti! En nuestra comparativa eliminamos siempre aquellas compañías con coberturas engañosas y te ofrecemos únicamente las opciones que cubran tus necesidades.

Nuestra prioridad es que como cliente te sientas seguro

Nuestros clientes siempre tienen una persona de referencia en la correduría. En mi caso, llevo casi 20 años trabajando en CLOSASEGUROS, por lo que tengo clientes que me conocen de toda la vida y les da mucha seguridad saber que pueden llamar a CLOSASEGUROS y que siempre van a hablar con la misma persona: alguien que conoce sus necesidades y que, en resumen, le dará confianza. Y de eso se trata nuestro trabajo, ¡de hacer sentir seguros a nuestros clientes!

Sandra Cardero

Ejecutiva de cuentas

¿Y si algo que parece sencillo se complica?

¿Alguna vez has tenido un problema con tu seguro al reclamar daños en el hogar? ¿La compañía se niega a indemnizarte?

Esto es algo relativamente frecuente en nuestro sector. Debemos prevenir que suceda y si ocurre, actuar con rapidez.

Te cuento un caso real que podría pasarte a ti

Si vives en Begues (Barcelona) a lo mejor te acuerdas de la tormenta eléctrica del pasado 20 de abril de 2022. Pues resulta que esta tormenta estropeó el video portero automático de la casa unifamiliar de Luis.

A Luis lo conozco desde hace dos años ya que nosotros le gestionamos sus pólizas, entre ellas, una de hogar que suscribió con una popular compañía de seguros.

Para iniciar los trámites del siniestro, revisé su póliza y comprobé que disponía de cobertura por daños eléctricos, por lo que di de alta expediente /siniestro y contacté a la compañía. Así que esta, derivó a los profesionales para que verificaran que los daños correspondían a una de las circunstancias que daban cobertura.

Les mandé el informe técnico donde se detallaba que los daños habían sido causados por la tormenta y el presupuesto de reparación del video portero.

Después le escribí a Luis y le conté todas gestiones que había realizado y las que quedaban por hacer. Le informé de la empresa de reparación que la compañía les asignó y remarqué un aspecto muy importante: la reserva en el domicilio de los vestigios (el material dañado) del video portero en estado de reparación. 

Hasta aquí todo normal.

La verdad es que durante el trámite, no tuve ninguna duda de que el siniestro tendría cobertura, pero para mi sorpresa, cuando se personaron en la casa de Luis los profesionales enviados por la compañía, estos tuvieron otro criterio: nos enviaron un informe de visita trasladando que el video portero tenía más de 10 años y diciendo que nos rehusaban el siniestro. 

Algo sencillo se ha complicado. Y ahora, ¿qué hacemos?

Al día siguiente revisé de nuevo el siniestro y efectivamente, no nos daban cobertura pues consideraban que el video portero tenía una antigüedad superior a 10 años y la compañía, en su garantía, excluía esta antigüedad 😤.

¿Qué hicimos? ¡Pues no quedó más remedio que lucharlo!

Llamé de nuevo a Luis para preguntarle la antigüedad real del portero pero claro, así, de repente, no me supo decir. Así que decidí investigar por mi cuenta y descubrí que su distribuidor de portero automático inició la comercialización de ese modelo hace menos de 10 años.

Así las cosas, me dirigí a la compañía para hacérselo saber, mientras Luis buscaba la factura de instalación de su portero...

Y ¡sorpresa! según la factura se lo instalaron en el 2018.

¡Luis mándame esa factura por que vamos a poner una reclamación!

...Le dije ese mismo día y así lo hicimos; me pasó la factura de instalación del video portero y estaba emitida a 11/12/2018, por lo que justificamos que la compañía estaba equivocada y podíamos cubrir el siniestro. ¡Menos mal!

¡Final feliz!

Después de las gestiones con la compañía revisé el siniestro y he podido comprobar que Luis ya ha sido indemnizado en su totalidad ¡Genial!

¿Qué hubiera pasado si el video portero hubiera quedado fuera de la garantía?

Podría haber ocurrido, que, una vez localizada la factura de la instalación del video portero, esta hubiera sido de hace más de 10 años, y aquí no hubiéramos podido hacer nada 🙁.

Así que ya sabes, ¡quédate con esto!: durante la gestión de un siniestro pueden aparecer un montón de factores que pueden alterar la resolución que esperas. El mejor consejo que te puedo dar, como gestora de siniestros, es que te estudies bien la garantía y que confíes en tu corredor. ¡Cuanto más estrechamente colaboremos, mejor!

Nuria Turró. Departamento de siniestros

¿Eres de los que utiliza como sinónimos estos tres conceptos?

Sin duda es muy habitual la confusión entre ellos, pero es importante que aprendas a distinguirlos. De ello depende la cobertura de tu seguro.

¡Te lo cuento con un ejemplo!

La semana pasada un cliente, Juan, me llamó muy preocupado porque había sufrido un hurto en su hogar. Le pedí que me describiera los hechos y empezó a contarme:

“He llegado a casa, la ventana de mi habitación estaba forzada y han entrado llevándose varias joyas de mi mujer, un portátil y algo de dinero”.

Automáticamente, intenté calmarle y decirle que le ayudaríamos en todo lo posible, pero entendí que no se trataba de un hurto si no de un robo y le expliqué la diferencia:

“Juan, se trata de un robo ya que ha habido fuerza sobre las cosas, es decir, han forzado tu ventana para poder entrar. Hubiera sido hurto si, por despiste, hubieras dejado la venta abierta y los ladrones hubieran entrado y cogido todas vuestras pertenencias sin tener que dañar, en este caso, la ventana. Estate tranquilo ya que las compañías dan más cobertura por la garantía de robo que de hurto”.

Por lo tanto, digamos que el hurto es la sustracción de bienes por descuido (sin fuerza sobre las cosas ni intimidación y/o violencia sobre las personas) mientras que el robo es la sustracción de bienes ejerciendo fuerza sobre las cosas como forzando una ventana, rompiendo la cerradura de una puerta, etc.

El cliente muy contento con la explicación me preguntó: “Carolina, ya por curiosidad Entonces ¿el atraco qué es?”

Le respondí siguiendo con el ejemplo que teníamos en la conversación:

“Juan, el atraco es lo mismo que el robo pero además, con violencia o intimidación sobre las personas, por ejemplo, si los ladrones hubieran entrado en tu hogar mientras dormíais, forzando la ventana y apuntándoos con una pistola, al haber intimidación y violencia sobre las personas, se considera atraco. Por suerte, no ha sido vuestro caso ya que es una experiencia muy traumática para quienes lo viven”.

Creo que Juan aprendió enseguida la diferencia. Espero que su experiencia te haya servido a ti también y a partir de ahora puedas distinguir estos conceptos en tu póliza.

¿Sigues teniendo dudas? ¡Contacta con nosotros y te ayudaremos!

Carolina Franco. Ejecutiva de cuentas

¡Hola a tod@s! Mi nombre es Laia Torras y estoy encantada de presentarme a la audiencia de CLOSASEGUROS.

¿Qué haces en CLOSASEGUROS?

Soy Responsable del Departamento de Administración y Finanzas.

¿Cómo ayuda tu trabajo a las personas?

Tenemos una misión muy importante: velar por la eficiencia de los distintos departamentos de CLOSASESEGUROS ayudando a las personas a optimizar sus procesos y definiendo estrategias para economizar costes.

Pero ¡no te creas que aquí todo es tesorería! La verdad es que no perdemos oportunidad de charlar con los compañeros que trabajan en la empresa, escuchamos sus inquietudes y problemas y buscamos la manera de que se sientan más a gusto en su día a día.

Por otro lado, aunque parezca mentira, una parte importante de nuestra actividad es trabajar con el cliente: comprobamos que todas sus sugerencias y comentarios son tenidas en cuenta para seguir mejorando la calidad de nuestros servicios.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

En mi tiempo libre disfruto yendo al teatro, me encantan las comedias y los musicales, pero también las tragedias ¡de todas ellas aprendo algo!

¡También soy fan del deporte! De pequeña jugaba al fútbol y ahora intento no perderme los partidos de mi equipo.

Una frase que te inspire, que represente el leit motiv de tu vida

🤔 ¡Más bien un verbo!: Do!

Si no te dedicaras a esto, serías...

Dedicarme a algo... siempre estoy a tiempo, nunca se sabe...😝. No tengo muy claro a qué me dedicaría si no trabajara en CLOSASEGUROS, pero sí a lo que no me dedicaría: no podría ser médica. Veo complicado mantener la mente fría en los momentos más difíciles ... creo que me costaría mucho, además me sería imposible desconectar ¡me llevaría a casa todos los problemas!

Eso sí, las series rodadas en los hospitales me las miro todas, la salsa rosa no me la pierdo ejejej!

Elige al siguiente

¡Me gustaría que el próximo día conocierais a Marta Bufill! Ella es un ejemplo de persona trabajadora y responsable que conoce más que nadie CLOSASEGUROS desde sus inicios ¡seguro que os resultará interesante!

Laia Torras. Responsable de Administración y Finanzas

Una gotera que traspasa el techo de tu vecino de abajo, la maceta que cae de tu balcón en un día ventoso, tu hijo, que rompe la ventana del vecino, hasta tu perro puede empujar sin querer a la anciana de al lado y hacerla caer...

¡El seguro multirriesgo es el nuevo seguro de hogar! ¿Te acuerdas de esas antiguas casas que lucían orgullosas el distintivo de “asegurada contra incendios”?

Los daños producidos por incendios acostumbraban a ser la cobertura básica en el hogar, pero hoy en día, sabemos que todo se ha complicado tanto, que un incendio es solamente uno de los múltiples acontecimientos que puedan sobrevenir a tu hogar.

Además de servir de seguro de hogar, un seguro multirriesgo admite tantas combinaciones que también puede ayudarte si tienes un negocio: puede cubrir tu maquinaria si se estropea, puede cubrir tu responsabilidad civil ante terceros, incluso puede cubrir tu pérdida de beneficios si se diera el caso.

La principal ventaja de contratar una póliza de seguros multirriesgo consiste en que todos los riesgos los puedes contratar y abonar en una sola prima y una sola provisión de siniestros.

Veamos un ejemplo de siniestros que cubren los seguros multirriesgos:

Al contratar un seguro multirriesgo te ahorras la tarea de tener que contratar un seguro diferente para cada riesgo y eso contribuye a que te ahorres tiempo y dinero.

Pero tendrás que tener en cuenta dos factores importantes

El primero, que tengas claro lo que es la Regla de Proporcionalidad ¿Por qué es importante? Muy fácil, imagina que en tu casa tienes un dibujo de Maruja Mallo valorado en 30.000 euros y un brazalete de Tiffany´s valorado en 60.000. Pero en tu póliza se refleja el valor del contenido de tu hogar en 40.000 euros. ¿Qué pasará si ocurre un siniestro, como un robo y el ladrón se lleva tu dibujo de Maruja Mallo y tu brazalete Tiffany´s entre otras piezas? Pues comprobarás que tristemente, tu póliza, solo te abonará una cantidad proporcional a la suma por la que se te aseguró el contenido, y no por su valor real. Es decir, habrás perdido miles de euros por no haber asegurado correctamente el valor del contenido de tu casa.

Por eso es tan importante que cuando contrates una póliza para tu hogar procures estar bien asesorado y por supuesto, actualizar anualmente tu póliza para ajustarla al valor real del riesgo asegurado.

El segundo factor que debes tener en cuenta es que existen exclusiones. ¿Cómo te afectan las exclusiones? Te afectarán sobretodo si no eres consciente de ellas, por ejemplo, una exclusión sería el desgaste natural de los bienes asegurados, los daños causados por la negligencia del asegurado o aquellos daños o perjuicios causados por un conflicto bélico, por nombrar solo algunas.

Desde nuestro equipo en CLOSASEGUROS hemos decidido escribir este artículo de blog especialmente para ti. Porque estamos de tu lado. Estudiaremos tan a fondo tus necesidades, que no pagarás por riesgos que no necesites y al revés, te aconsejaremos el riesgo en el que necesites hacer hincapié de acuerdo con tus necesidades y circunstancias.

Imagínate que vas a casarte y necesitas un vestido o traje para la gran cita ¿Qué preferirías, comprarlo en unos grandes almacenes o contratar un diseñador?

Desde luego, un diseñador va a confeccionar el vestido que más te favorezca, según tu fisionomía y tu capacidad económica.

En CLOSASEGUROS confeccionamos la mejor cobertura posible para tus riesgos. Solo trabajamos con las mejores aseguradoras y ¡somos expertos en letra pequeña!

¿Te apetece contar con nosotros?

¡Lámanos!

Una caída subiendo o bajando de una escalera, un resbalón, una quemadura, un contratiempo mientras te desplazas al trabajo… Los accidentes están a la orden del día y, según a la profesión a la que te dediques, inevitablemente, estarás más expuesto a ellos. De hecho los accidentes personales, junto con los daños materiales y los incidentes relacionados con la responsabilidad civil, son los tres riesgos más comunes en las pequeñas y medianas empresas (pymes). De ahí la importancia de contar con un buen seguro de accidentes.

Este tipo de pólizas son muy recomendables para, por ejemplo, particulares o autónomos que desarrollan actividades o deportes de riesgo, que viajan mucho o que tienen a varias personas a su cargo. Principalmente, porque estos siniestros pueden cambiarles las cosas de una forma radical, modificando su nivel y ritmo de vida.

Características del seguro de accidentes

Tal como indica su nombre, este seguro cubre los daños corporales que pueda sufrir la persona asegurada como consecuencia de un siniestro accidental; incluyendo tanto los percances sucedidos en la vida privada como en el desarrollo de la actividad profesional.

En este punto, es preciso aclarar la definición de accidente. Según la Ley del Contrato del Seguro, 'accidente' es un acto o hecho que deriva de una causa violenta, súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado. De manera que las coberturas de esta póliza sólo entrarían en vigor cuando se produzca un hecho que merezca tal calificación.

Distintas modalidades y coberturas

Este tipo de seguros se pueden contratar vinculados a otros, como por ejemplo, el de salud o vida. Aquí aprovechamos para recordar que aunque suele haber confusión entre las pólizas de accidentes y vida no son para nada iguales, aunque sí complementarias. La principal diferencia entre ambas es ‘la causa’. Es decir, en el seguro de vida se cubre el fallecimiento por cualquier causa, tanto si es por accidente como por enfermedad. Mientras que en el de accidentes, como hemos comentado, sólo se cubre la muerte o incapacidad del asegurado en caso de sufrir un accidente.

Volviendo al seguro que nos ocupa, en caso de contratarlo de forma independiente, es decir como una única póliza, existe la opción de hacerlo de forma individual o colectiva. Generalmente, la modalidad individual contempla las siguientes coberturas: un capital en caso de incapacidad permanente o total, causada por accidente y los gastos de asistencia sanitaria con los límites fijados en la póliza. Asimismo, también suelen incluir una indemnización para los beneficiarios establecidos en el contrato en caso de fallecimiento por el accidente del asegurado.

En cuanto al seguro de accidentes colectivos, orientado a proteger a los trabajadores, cuenta con coberturas similares al individual. Pero en este caso cubren mediante un solo contrato a diversos asegurados que integran una colectividad (por ejemplo, los empleados de una misma empresa). Esta opción de seguro de accidentes puede ser una inversión interesante para cualquier negocio, con el objetivo de estar cubierto ante los imprevistos que puedan surgir.

Como vemos, este tipo de pólizas aportan mucho más que una indemnización económica. De hecho, ofrecen toda una serie de servicios importantes que aportan mucho valor en caso de sufrir un siniestro. Muchos contratos actuales incluyen coberturas exclusivas tales como: hacerse cargo del coste de autónomos, o una indemnización adicional en el supuesto que el siniestro lo hayan sufrido ambos cónyuges, gran invalidez por accidente, asistencia en viaje, la ya mencionada asistencia médica, entre otras.

A medida de tus necesidades

Además, el seguro de accidentes se adapta a cada perfil y características concretas, calculando la prima en función del capital que quieras asegurar y las coberturas que te interese contratar. También, permite contratar capitales más altos a un menor precio. En este sentido, es recomendable que te asesores con tu corredor, para que te ayude a diseñar una correcta estrategia que mitigue cualquier contingencia que pueda suceder.

En definitiva, tal como comprobamos el año pasado con la irrupción de la crisis sanitaria, la vida está llena de imprevistos y no sabemos lo que nos puede pasar el día de mañana. Pero, si hay algo que podemos hacer es elegir la seguridad con la que mantener protegidos a nuestra familia y empresa.

Lógicamente, situaciones tan nefastas que lleguen a dejarnos incapacitados, de forma total o parcial, o un fallecimiento no se pueden predecir… Pero, sí está en tus manos, estar preparado de antemano por si alguna de estas adversidades sucediera. En este sentido, en CLOSASEGUROS contamos con los seguros de accidentes para empresasy particulares más completos. En caso de querer ampliar información, nuestros profesionales estarán encantados de asesorarte sobre la póliza que mejor se adapta a tu perfil y necesidades.

En los últimos años, la domótica ha ido ganando protagonismo en nuestros hogares, e incluso el Internet de las Cosas (IoT, Internet of Things) ha llegado hasta los juguetes de los niños. Si bien es cierto que los dispositivos inteligentes nos facilitan la vida, el hecho de estar conectado a Internet en todo momento también nos expone a sufrir más ataques cibernéticos. 

Hasta hace poco, los ciberriesgos solo podían afectar a empresas o dispositivos puntuales, pero con la llegada del IoT, proteger nuestra casa de estos ataques se ha convertido en una prioridad. Así, igual que protegemos nuestro hogar para evitar robos, debemos proteger los objetos inteligentes de las amenazas digitales.

Como proteger los dispositivos inteligentes

Cuando hablamos de dispositivos inteligentes nos referimos a esos electrodomésticos o gadgets que con un solo clic o con una palabra se encienden, como lavadoras, neveras o sistemas de calefacción inteligentes.

El problema de estos dispositivos es que al estar conectados a Internet son de muy fácil acceso por parte de los hackers, que saben encontrar sus vulnerabilidades. Por ello, si eres amante de la tecnología y usas este tipo de aparatos, debes tener en cuenta 3 cosas:

  1. Si un hacker consigue acceder a estos dispositivos, puede robar las credenciales o incluso saber si hay alguien en casa. Para evitarlo, actualiza el sistema frecuentemente. 
  2. Comprueba que el dispositivo sólo está conectado a la red inalámbrica de casa, si no, un intruso puede acceder desde otro punto.
  3. Si tienes dispositivos que van con cámaras, tápalas. De lo contrario, sufres el riesgo de que introduzcan un malware y te puedan espiar.

Los 'smart-toys' también tienen sus riesgos

Actualmente, los niños reclaman mayores funcionalidades a sus juguetes. Es por eso, que ya no sólo las consolas están conectadas a Internet, sino que hay muchos juguetes infantiles que son inteligentes. Así es, ahora hay muñecos que responden a las órdenes de voz, y tablets que han sustituido los puzzles tradicionales, los juegos de cartas e, incluso, “jugar a cocinitas”.

Si bien es cierto que este tipo de juguetes ofrecen una sensación de interactividad muy satisfactoria para los niños y los padres, “la privacidad de los datos de los menores puede verse seriamente comprometida por los juguetes dotados de capacidades de comunicación con otros dispositivos para compartir datos como la ubicación o conversaciones”, señala la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ).

Todos los dispositivos que están conectados a Internet almacenan tanta información que se convierten en los puntos más vulnerables de nuestro hogar. En el caso de los juguetes inteligentes, pueden enviar la información que recojan mediante micrófonos y/o camparas a los sistemas en la nube del fabricante. Por ello, los riesgos se multiplican:

  1. El fabricante puede no proteger la información que recibe de los juguetes, lo que implica que los datos puedan ser comprometidos.
  2. Si los servidores del fabricante sufren un ataque y el tratamiento de los datos no es responsable, la información recopilada queda comprometida.
  3. Si la conexión del juguete por bluethooth, NFC o WiFi no esta encriptada, los hackers pueden acceder a ver, oír, incluso mover el juguete.

Para evitar estas situaciones, y aunque en la mayoría de ocasiones depende del fabricante, desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y la AEFJ remarcan la importancia de configurar correctamente la conexión WiFi para bloquear el acceso a otras personas, cambiar las contraseñas con asiduidad y desconectarlos cuando no se estén utilizando.

El seguro del hogar y el ciberriesgo

Internet se ha convertido en un elemento imprescindible en cualquier hogar para el día a día. Por ello, para no sufrir vulneraciones la privacidad, es muy importante seguir las recomendaciones de los profesionales.

En medio de esta revolución tecnológica, los seguros de hogar también se han adaptado para ofrecer coberturas enfocadas a la protección digital. Por ejemplo, ahora también incluyen protecciones para el asegurado en caso de sufrir un acoso digital a menores, para localizar y bloquear dispositivos perdidos o borrar el rastro en red

Son coberturas complejas, por ello, si quieres conocer que coberturas digitales tiene tu seguro de hogar o contratarlas, puedes contactar con nosotros. Te asesoraremos en todo momento sobre qué coberturas reales necesitas y haremos seguimiento si sufres un ciberataque.  Y recuerda: los amantes de lo ajeno también roban a través de nuestros dispositivos inteligentes.

Asegura y gana tranquilidad frente a posibles situaciones de impagos o daños en la vivienda.

(más…)

cross