¿Alguna vez te has preguntado la diferencia que supone contar con una buena correduría de seguros?

Si la póliza no está bien hecha, o no asesoramos bien al cliente, es probable que el producto no se adapte bien a sus necesidades y por tanto, en caso de siniestro, la compañía podría no cubrir los daños y dejarle sin cobertura.

¿Quieres conocer un ejemplo real?

Hace tiempo recibí la llamada de Cristina, una de nuestras clientas. Llamó para que le tarificara un seguro de hogar. Era para una casa adosada con jardín y me comentó que además tenían un perrito pequeño que acababan de adoptar. Le propuse que entonces debíamos incluir la garantía de responsabilidad civil del perro, por cualquier incidente que pudiera ocurrir. A Cristina le pareció innecesario ya que su perro pesaba menos de dos kilos y creía que esta cobertura era desproporcionada, porque, ¿qué daños puede causar un perro de ese tamaño? Aún así, aceptó mi consejo e incluyó esta garantía.

Siempre recomiendo a todos nuestros clientes que, en caso de siniestro o duda, contacten con nosotros para poder asesorarles, porque cosas más raras se han visto. Pues bien, hace poco volvió a llamar, y me contó que su perro se había escapado por un hueco de la valla y se había colado en la casa del vecino, con la mala suerte de que había dejado embarazada a la perrita. El vecino le reclamaba a Cristina el coste de la factura de la interrupción del embarazo de la mascota y gracias a que finalmente incluimos la garantía de responsabilidad civil de mascotas en su seguro de hogar, la compañía pudo reembolsar al vecino el importe de la factura.  

Al contrario de lo que la mayoría de personas piensan, contratar un seguro con la mediación de un corredor no supone mayor coste para el cliente. Siempre les decimos a nuestros clientes que se quiten la idea de que acudir a una correduría encarece el seguro, de hecho, se ahorra dinero. Uno de los problemas a la hora de contratar un seguro, es la falta de conocimiento por parte del cliente de las distintas opciones que existen. Como profesionales del sector, conocemos perfectamente el mercado y estamos al tanto de cualquier novedad para comunicársela a nuestros clientes si les pueden resultar interesantes. 

Te ayudamos a evitar las sorpresas por la letra pequeña

Además de ahorrarles tiempo, nos encargamos de buscar por ellos todos los productos existentes en el mercado para cubrir sus necesidades y les ofrecemos un conocimiento exhaustivo de cada producto “letra pequeña” incluida. En las pólizas las compañías juegan mucho con este tema de las exclusiones, es decir, lo que no se cubre. En lugar de expresar claramente lo que no cubre, lo ‘’esconden’’ detrás de esta ''letra pequeña''.

Por ejemplo, en los seguros de hogar un “truquillo” típico es que la póliza te especifica que cubre la rotura de loza sanitaria, pero no la “rotura de sanitarios” y hay una gran diferencia entre una cosa y otra. Muchos sanitarios no son lozas, sino fibras sintéticas y cuando llaman al seguro para decir que se ha roto el inodoro y mandan al perito resulta que es fibra sintética y no se cubre. Son matices que abaratan mucho la póliza, palabras “engañosas” que hacen creer al cliente que algo estará cubierto y luego no lo está.

Los clientes muchas veces no saben que los corredores contratamos grandes volúmenes de seguros, por eso nos pueden ofrecer precios mucho más competitivos que si contratan la póliza a través de un agente afecto o directamente con la compañía.

El mismo seguro, con los mismos datos, en la misma compañía, puede tener precios diferentes si el cliente la contrata directamente con la compañía o a través de un agente o a través de un corredor. 

Por cierto, ¿sabías que las corredurías somos una figura imparcial? No nos debemos a ninguna compañía y esto nos permite identificar ofertas que inicialmente parecen muy ventajosas, pero que incluyen cláusulas abusivas para los intereses de nuestros clientes. Por poner un par de ejemplos: seguros de auto que solo cubren 3 asistencias en carretera al año (a partir de la tercera los gastos corren a cargo del cliente y te podemos asegurar que pagar una grúa como particular ¡no es barato!) o seguros de hogar con precios muy económicos pero garantías y capitales muy escasos, por ejemplo daños estéticos con un límite de 500 €, cuando nosotros como mínimo siempre contratamos 1.500 €. 

La correduría como representante legal del cliente

Finalmente, nosotros como corredores, también actuamos como representantes legales del cliente frente al sector asegurador.

¿Alguna vez te ha pasado que no entendías bien alguna cláusula de tu seguro o no sabías bien como actuar o a quién recurrir para solventar una duda? No te preocupes. Todas las gestiones y relaciones con la compañía las realizamos nosotros, así ayudamos a nuestros clientes a ahorrar tiempo, dinero y preocupaciones, ya que nos hacemos cargo de todas las gestiones y trámites relacionados con sus seguros. 

¿Qué implica contratar un seguro con nosotros?

Contratar un seguro con nosotros implica que siempre vamos a mirar por vuestros intereses, los de nuestros clientes, no por los de la compañía aseguradora. Esto es muy importante para nosotros. Por eso, desde CLOSASEGUROS gestionamos todas tus pólizas priorizando tus intereses.

¿Cuántas veces has intentado buscar el precio de un seguro a través de un comparador de internet?

Si lo has hecho alguna vez, seguro que te has fijado en la amplia variedad de garantías diferentes que te ofrecen. Para volverse loco, ¿verdad? ¡El tiempo es oro! Por ello no lo pierdas buscando, comparando y eligiendo entre múltiples opciones, ¡nosotros lo hacemos por ti! En nuestra comparativa eliminamos siempre aquellas compañías con coberturas engañosas y te ofrecemos únicamente las opciones que cubran tus necesidades.

Nuestra prioridad es que como cliente te sientas seguro

Nuestros clientes siempre tienen una persona de referencia en la correduría. En mi caso, llevo casi 20 años trabajando en CLOSASEGUROS, por lo que tengo clientes que me conocen de toda la vida y les da mucha seguridad saber que pueden llamar a CLOSASEGUROS y que siempre van a hablar con la misma persona: alguien que conoce sus necesidades y que, en resumen, le dará confianza. Y de eso se trata nuestro trabajo, ¡de hacer sentir seguros a nuestros clientes!

Sandra Cardero

Ejecutiva de cuentas

cross