Noticias

El administrador de la sociedad ante la responsabilidad penal de la empresa

5 de noviembre de 2021
by CLOSASEGUROS

En virtud de la modificación del código Penal del 2010 la única forma de exonerar la responsabilidad Penal de la Empresa, es teniendo implementado un Modelo de Prevención de Delitos con anterior a la comisión del mismo.

¿Qué criterios tienen en cuenta las empresas para llevar a cabo la implementación del Modelo?

  • El compromiso ético de la dirección.
  • La exoneración o atenuación de la responsabilidad penal.
  • La preocupación por no perder oportunidades de negocio y/o licitación pública.

No bastará con tener implementado un Modelo de Prevención de Delitos, sino que será necesario también:

  • Gestionar la empresa con una verdadera cultura de cumplimiento.
  • Evitar la comisión de delitos mediante la implementación de controles y vigilancia.
  • Ser capaces de, una vez cometido el delito, identificar a su responsable.

Así las cosas, la gestión empresarial será negligente cuando la comisión del delito resulte de la inexistencia de estructuras organizativas o, existiendo, su implementación haya sido  inadecuada, lo que afecta directamente a la RESPONSABILIDAD DEL ADMINISTRADOR.

La Ley de Sociedades de Capital obliga a los administradores, entre otros extremos, a:

  • Desempeñar el cargo, con la diligencia de un ordenado empresario.
  • Adoptar las medidas precisas para la buena dirección y control de la sociedad.
  • Recabar de la sociedad la información adecuada y necesaria.

Por ello,  la actuación diligente del administrador abarca no solo la implementación del modelo de Prevención, sino que incluye también:

  • Que el órgano de administración haya adoptado o ejecutado un modelo de organización y gestión, con sus respectivas medidas de control y vigilancia.
  • Que la  supervisión del funcionamiento del modelo de Prevención  se haya confiado a un órgano de la persona jurídica, con poderes autónomos de iniciativa y control.

Además, la actuación diligente del administrador deberá incluir también la fase posterior a la comisión del delito:

  • Haber colaborado en la investigación del hecho, aportando pruebas, en cualquier momento del proceso, que fueran nuevas y decisivas para esclarecer las responsabilidades.
  • Haber procedido, con anterioridad del juicio oral, a reparar o disminuir el daño causado por el delito.
  • Haber establecido medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro pudieran cometerse.

Asimismo, la actuación diligente del administrador debe de incluir también,  tanto la designa y nombramiento  del Compliance Officer, como su idoneidad para su ejercicio del cargo.

¿Frente a quién responde el administrador?

  • Frente a los socios.
  • Frente a terceros, cuando la empresa esté en causa de disolución.
  • Por los  daños causados a la propia sociedad:
    • Cuando se producen perjuicios en el patrimonio social, como consecuencia de la responsabilidad civil por condena de la persona jurídica.
    • Cuando se producen perjuicios  por sanciones administrativas.
    • Cuando se producen perjuicios por la imposición de Pena o Multa, como consecuencia de la condena penal.
    • Cuando  se produce  deterioro de imagen, daño reputacional,  o  disminución de clientes por condena penal.
    • Cuando se produce pérdida de valor de la empresa, ante la retirada de inversores.
    • Cuando se producen  daños por no poder licitar en  Concursos Públicos.
    • Cuando se producen daños por la suspensión de actividades, clausura de locales y prohibición de realizar ciertas actividades, como consecuencia de la imposición de una pena por condena.

Con estos antecedentes es de vital importancia tener contratada una póliza de D&O (RC Directores y administradores) como instrumento complementario al Modelo de Prevención de Delitos que evitara la responsabilidad penal de la Empresa y del Administrador.

 Miguel Serrahima (abogado Asesoría Penal Corporativa)

En virtud de la modificación del código Penal del 2010 la única forma de exonerar la responsabilidad Penal de la Empresa, es teniendo implementado un Modelo de Prevención de Delitos con anterior a la comisión del mismo.

¿Qué criterios tienen en cuenta las empresas para llevar a cabo la implementación del Modelo?

  • El compromiso ético de la dirección.
  • La exoneración o atenuación de la responsabilidad penal.
  • La preocupación por no perder oportunidades de negocio y/o licitación pública.

No bastará con tener implementado un Modelo de Prevención de Delitos, sino que será necesario también:

  • Gestionar la empresa con una verdadera cultura de cumplimiento.
  • Evitar la comisión de delitos mediante la implementación de controles y vigilancia.
  • Ser capaces de, una vez cometido el delito, identificar a su responsable.

Así las cosas, la gestión empresarial será negligente cuando la comisión del delito resulte de la inexistencia de estructuras organizativas o, existiendo, su implementación haya sido  inadecuada, lo que afecta directamente a la RESPONSABILIDAD DEL ADMINISTRADOR.

La Ley de Sociedades de Capital obliga a los administradores, entre otros extremos, a:

  • Desempeñar el cargo, con la diligencia de un ordenado empresario.
  • Adoptar las medidas precisas para la buena dirección y control de la sociedad.
  • Recabar de la sociedad la información adecuada y necesaria.

Por ello,  la actuación diligente del administrador abarca no solo la implementación del modelo de Prevención, sino que incluye también:

  • Que el órgano de administración haya adoptado o ejecutado un modelo de organización y gestión, con sus respectivas medidas de control y vigilancia.
  • Que la  supervisión del funcionamiento del modelo de Prevención  se haya confiado a un órgano de la persona jurídica, con poderes autónomos de iniciativa y control.

Además, la actuación diligente del administrador deberá incluir también la fase posterior a la comisión del delito:

  • Haber colaborado en la investigación del hecho, aportando pruebas, en cualquier momento del proceso, que fueran nuevas y decisivas para esclarecer las responsabilidades.
  • Haber procedido, con anterioridad del juicio oral, a reparar o disminuir el daño causado por el delito.
  • Haber establecido medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro pudieran cometerse.

Asimismo, la actuación diligente del administrador debe de incluir también,  tanto la designa y nombramiento  del Compliance Officer, como su idoneidad para su ejercicio del cargo.

¿Frente a quién responde el administrador?

  • Frente a los socios.
  • Frente a terceros, cuando la empresa esté en causa de disolución.
  • Por los  daños causados a la propia sociedad:
    • Cuando se producen perjuicios en el patrimonio social, como consecuencia de la responsabilidad civil por condena de la persona jurídica.
    • Cuando se producen perjuicios  por sanciones administrativas.
    • Cuando se producen perjuicios por la imposición de Pena o Multa, como consecuencia de la condena penal.
    • Cuando  se produce  deterioro de imagen, daño reputacional,  o  disminución de clientes por condena penal.
    • Cuando se produce pérdida de valor de la empresa, ante la retirada de inversores.
    • Cuando se producen  daños por no poder licitar en  Concursos Públicos.
    • Cuando se producen daños por la suspensión de actividades, clausura de locales y prohibición de realizar ciertas actividades, como consecuencia de la imposición de una pena por condena.

Con estos antecedentes es de vital importancia tener contratada una póliza de D&O (RC Directores y administradores) como instrumento complementario al Modelo de Prevención de Delitos que evitara la responsabilidad penal de la Empresa y del Administrador.

 Miguel Serrahima (abogado Asesoría Penal Corporativa)

Noticias
Pedir información
cross