¿Quién eres? ¿Dónde trabajas en CLOSASEGUROS?

Soy Débora Vázquez, responsable del departamento de administración y finanzas en CLOSASEGUROS. Me considero una persona alegre y activa, apasionada por mi trabajo y siempre en busca de nuevas formas de crecer y aprender.

¿Qué te encanta hacer cuando no estás trabajando y cuáles son tus aficiones?

En mi tiempo libre, disfruto estar con mis amigos y familiares. Valoro mucho estos momentos de conexión y alegría con las personas que quiero. También me gusta leer libros de desarrollo personal y profesional, hacer ejercicio y viajar para conocer nuevos lugares y culturas.

¿Qué es lo que más te gusta del mundo de la correduría de seguros?

Lo que más me gusta de la correduría es que cada día trae nuevas oportunidades para enfrentar retos y aprender algo nuevo. La dinámica del sector asegura que nunca haya un día aburrido, ya que siempre hay algo nuevo que resolver o mejorar. Además, la posibilidad de satisfacer las necesidades de nuestros clientes y ayudarlos a proteger lo que más valoran hace que nuestro trabajo diario valga la pena. Me motiva saber que estamos haciendo una diferencia positiva en la vida de las personas.

Una frase que te inspire o con la que te sientas identificada

Una frase que me inspira es: “El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces” de Steve Jobs. Esta frase me recuerda la importancia de la pasión y el compromiso en todo lo que hacemos. Creo firmemente que cuando amas tu trabajo, no solo eres más feliz, sino que también eres más efectivo y puedes superar cualquier obstáculo que se presente.

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es una medida obligatoria para garantizar que los vehículos en circulación no representen un peligro. Sin embargo, ¿qué ocurre con la cobertura del seguro en caso de un accidente si la ITV no está al día?

Si tienes un accidente y no eres culpable, la compañía de seguros del vehículo contrario cubrirá tanto tus lesiones como los daños de tu coche, incluso si la ITV de tu vehículo está caducada o denegada. En este caso, el responsable del accidente debe contar, como mínimo, con un seguro que incluya cobertura de Responsabilidad Civil.

En cambio, si eres culpable del accidente, es posible que tu compañía de seguros no se haga cargo si el vehículo presenta una falta de mantenimiento evidente y esta es la causa del siniestro, al estar fuera del marco de cobertura del seguro obligatorio. La actuación del seguro dependerá de las condiciones establecidas en el contrato.

En general, la mayoría de las aseguradoras se harán cargo de los daños a los otros vehículos implicados, pero no de los daños sufridos por el propio causante. Algunas compañías podrían incluso reclamar al tomador los costes por daños físicos y materiales causados a otros.

En cualquier caso, deberás pagar la multa correspondiente por circular sin ITV, ya que los agentes que levanten el atestado tienen la obligación de verificarlo.

Cristina Sacristán

Ejecutiva de Cuentas

Es crucial tener un seguro de hogar que incluya cobertura contra robos, ya que las estadísticas muestran un aumento de estos delitos durante las épocas vacacionales. Proteger tu hogar mientras disfrutas de tus vacaciones es esencial para evitar sorpresas desagradables al regresar.

Aquí tienes algunas recomendaciones para asegurar tu casa antes de marcharte de vacaciones:

Primero, asegúrate de tener una puerta blindada o una puerta que no tenga huecos entre el suelo y la puerta. También, verifica que todas las ventanas estén bien cerradas. No dejes las persianas completamente bajadas; es mejor dejar alguna parcialmente abierta para simular que hay gente en casa. Si tienes un patio interior, deja algo de ropa tendida.

Considera programar un dispositivo que encienda las luces por la noche, especialmente aquellas visibles desde la calle o el patio interior. También hay sistemas para persianas eléctricas que se pueden programar para abrirse y cerrarse en determinados momentos a través del móvil. No desconectes completamente la electricidad.

Guarda tus objetos de valor, joyas y dinero en lugares difíciles de encontrar y toma fotografías de ellos. Evita comentar tus planes de vacaciones con otras personas o en redes sociales; si es posible, cambia los tiempos de tu viaje para que no coincidan con lo que has dicho.

Pide a un familiar o amigo que visite tu casa, abra las ventanas, riegue las plantas y revise el estado general de la vivienda. Si vives en una casa o urbanización, considera instalar alarmas, cámaras de seguridad y rejas. Antes de marcharte, verifica que no haya señales en la puerta, como marcas o rayas, que indiquen que la vivienda está siendo observada.

En comunidades, es importante notificar a los vecinos para que no abran la puerta principal a desconocidos y verifiquen que la puerta quede bien cerrada al salir. Asegúrate de que no haya huecos oscuros en la entrada que no estén bien iluminados. Cierra el acceso a los espacios comunitarios y patios, permitiendo abrir solo con llave y, si es posible, que estas puertas tengan dos puntos de seguridad. Finalmente, en comunidades con varios edificios, considera la instalación de cámaras de seguridad.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de tus vacaciones con la tranquilidad de saber que tu hogar está protegido.

Montse Cruz

Ejecutiva de Cuentas

José y Ana comenzaron a planificar su boda con un año de antelación, enfrentándose a una multitud de detalles y una considerable inversión económica. Conscientes de los múltiples riesgos que podían amenazar la celebración de su gran día, estaban preocupados por la posibilidad de perder todas sus inversiones debido a motivos de fuerza mayor que pudieran impedir la realización del evento.

La preocupación de José y Ana no era infundada. Habían conocido de cerca el caso de una pareja amiga que, a pocos días de su boda, tuvo que posponer la ceremonia debido a un accidente de coche sufrido por uno de los novios. Esta desafortunada situación les resultó en la pérdida de una gran parte del dinero que habían invertido, ya que muchos de los gastos no pudieron ser recuperados.

Decididos a evitar una situación similar, consultaron a CLOSASEGUOS para explorar opciones que les brindaran tranquilidad financiera ante cualquier eventualidad. Fue entonces cuando descubrieron la existencia de seguros diseñados específicamente para cubrir los gastos no recuperables en caso de cancelación o aplazamiento de eventos como su boda.

Estos seguros son una herramienta valiosa para proteger las inversiones realizadas en servicios esenciales como el catering, el alquiler del local, los honorarios de fotógrafos, músicos y otros proveedores. Las pólizas de seguro de cancelación de eventos cubren una amplia gama de circunstancias que pueden forzar la cancelación o el aplazamiento de una boda. Entre estas se incluyen la enfermedad o hospitalización de los contrayentes o sus familiares directos, la pérdida de empleo del asegurado que resulte en falta de fondos, la quiebra de alguna de las empresas contratadas para servicios esenciales, y condiciones climáticas adversas que impidan la celebración del evento.

Con la contratación de este seguro, José y Ana lograron mitigar sus preocupaciones. La póliza les brindó la seguridad de que, en caso de cualquier imprevisto, no perderían todo lo que habían invertido en su día especial. Así, pudieron continuar con los preparativos de su boda con mayor tranquilidad y confianza, sabiendo que estaban protegidos ante cualquier imprevisto.

Laura Fisac

Ejecutiva de Cuentas

Los riesgos cibernéticos son una preocupación creciente en la sociedad actual. En España, como en otros países, las familias pueden ser víctimas de ciberataques como el phishing (correos electrónicos fraudulentos), el malware, el robo de datos personales, el ciberacoso y los daños a la reputación personal. Es fundamental estar informado y tomar medidas de seguridad para protegerse en línea.

Una de las medidas más importantes es contar con un seguro de ciberseguridad para particulares, por varias razones. Primero, un seguro de ciberseguridad puede ayudar a cubrir los costos asociados con el robo de información personal, como números de identificación o tarjetas de crédito, y proporcionar asistencia en la restauración de la identidad si se ve comprometida. En segundo lugar, en la era digital actual, las personas están expuestas a una amplia gama de amenazas en línea, como virus informáticos, malware, phishing y ransomware. Un seguro de ciberseguridad puede mitigar los daños causados por estas amenazas.

Además, un seguro de ciberseguridad puede cubrir las pérdidas financieras resultantes de fraude en línea o hackeo de cuentas bancarias. También puede proporcionar asistencia técnica y legal en caso de un ataque cibernético para recuperar la integridad de los sistemas informáticos y cumplir con las obligaciones legales pertinentes. Contar con un seguro de ciberseguridad ofrece a las personas una mayor tranquilidad y seguridad en un mundo digital cada vez más interconectado y expuesto a amenazas en línea.

En resumen, un seguro de ciberseguridad protege a las personas de posibles ciberataques y de las consecuencias económicas y legales que estos puedan generar. Al contratar un seguro de ciberseguridad, se minimiza el riesgo de pérdidas financieras, daños a la reputación y posible robo de información confidencial. Además, proporciona asistencia en la recuperación de datos, mitigación de riesgos y protección frente a posibles demandas judiciales. En definitiva, tener un seguro de ciberseguridad es una medida preventiva crucial para garantizar la seguridad y protección de los datos e información de nuestras familias.

Consejos para estas vacaciones

Cómo crear contraseñas seguras:

  1. Utiliza una combinación de letras mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales.
  2. Evita usar información personal como fechas de nacimiento, nombres de familiares o datos fáciles de adivinar.
  3. Crea contraseñas largas, de al menos 12 caracteres.
  4. No reutilices contraseñas en diferentes cuentas.
  5. Considera el uso de frases o acrónimos que sean fáciles de recordar pero difíciles de adivinar.

Cómo identificar correos electrónicos fraudulentos:

  1. Revisa la dirección de correo electrónico del remitente y presta atención a cualquier variación en el nombre de dominio o caracteres agregados que puedan parecer extraños.
  2. Analiza el contenido del correo electrónico en busca de errores gramaticales, ortográficos o información que parezca sospechosa. Los correos electrónicos fraudulentos a menudo contienen solicitudes urgentes, enlaces sospechosos o adjuntos peligrosos.
  3. Verifica la autenticidad de los enlaces. No hagas clic en ningún enlace en un correo electrónico sospechoso. En su lugar, pasa el cursor sobre el enlace para ver la dirección URL real y asegúrate de que coincida con el sitio web legítimo.
  4. No proporciones información personal. Los correos electrónicos fraudulentos a menudo solicitan información personal o confidencial, como contraseñas o números de tarjeta de crédito. Nunca compartas este tipo de información a través de un correo electrónico no solicitado.
  5. Consulta con la empresa o institución. Si recibes un correo electrónico sospechoso de una empresa o institución que te resulta familiar, comunícate con ellos directamente para verificar la autenticidad del correo electrónico.
  6. Utiliza software de seguridad. Instala un programa antivirus confiable en tu computadora que pueda detectar y bloquear correos electrónicos fraudulentos antes de que lleguen a tu bandeja de entrada.

Luis Arboleda

Ejecutivo de Cuentas

La reciente tragedia del incendio en el edificio de Valencia ha generado una comprensible inquietud entre muchos propietarios respecto a la cobertura de sus seguros de hogar. Es un hecho que situaciones como esta despiertan preguntas sobre la efectividad de las pólizas contratadas y si brindarán la protección necesaria en casos similares. En este contexto, resulta fundamental abordar estas preocupaciones de manera detallada para disipar cualquier ambigüedad y brindar la orientación necesaria.

Para empezar, es crucial entender la diferencia entre el seguro de la Comunidad de Propietarios y el seguro del hogar individual. El primero se encarga de proteger los bienes comunes y los posibles daños que la comunidad pueda ocasionar a terceros. Por otro lado, el seguro del hogar personal tiene un alcance más amplio, cubriendo tanto la estructura de la vivienda como los bienes y pertenencias personales del propietario, así como la responsabilidad civil frente a terceros.

En nuestra experiencia como asesores, hemos observado que muchos propietarios subestiman la importancia de contar con un seguro de hogar adecuado. Sin embargo, este tipo de póliza no solo ofrece protección contra eventos catastróficos como incendios, sino que también resguarda contra una variedad de riesgos, incluyendo robos, daños por agua, y responsabilidad civil por posibles accidentes domésticos.

Al evaluar la idoneidad de un seguro de hogar, es esencial considerar varios aspectos. En primer lugar, el valor asegurado debe reflejar con precisión tanto la estructura de la vivienda como el contenido que alberga. Esto implica no solo calcular el valor de reconstrucción de la propiedad, sino también estimar el costo de reemplazar muebles, enseres y cualquier objeto de valor que pueda estar presente en el hogar.

Además, es importante revisar detenidamente las cláusulas y exclusiones de la póliza para comprender completamente qué eventos están cubiertos y cuáles no. Por ejemplo, algunas aseguradoras pueden requerir medidas específicas de seguridad, como alarmas contra incendios, para mantener la cobertura válida.

En resumen, ante la preocupación generada por eventos como el incendio en el edificio de Valencia, es fundamental que los propietarios tomen medidas proactivas para asegurar adecuadamente sus hogares. Contratar un seguro de hogar completo y ajustado a las necesidades individuales es una medida crucial para garantizar la protección tanto de la propiedad como de los bienes personales en situaciones imprevistas.

¿Quién eres?

Me llamo Marta Quintana, originaria de la hermosa ciudad de Girona, tengo 44 años y me considero una persona con una actitud muy positiva y alegre hacia la vida. Más allá de mi rol profesional, encuentro verdadera satisfacción en cultivar diversas pasiones y actividades cuando no estoy inmersa en el trabajo.

¿Qué te encanta hacer cuando no estás trabajando y cuáles son tus aficiones?

Una de mis grandes pasiones es el cuidado de mi cuerpo y mente a través del deporte. Dedico tiempo regularmente a actividades como yoga, pilates y running, las cuales no solo me ayudan a mantenerme en forma física, sino que también contribuyen significativamente a mi bienestar emocional y mental. Además, encuentro un gran placer en sumergirme en el mundo de la lectura, donde puedo explorar diferentes universos, aprender de diversas experiencias y dejar volar mi imaginación.

¿Dónde trabajas en CLOSASEGUROS?

En cuanto a mi carrera profesional, tengo el privilegio de formar parte del equipo de CLOSASEGUROS, desempeñándome como Directora en el Departamento de Siniestros.

¿Qué es lo que más te gusta del mundo de la correduría de seguros?

Esta posición me brinda la oportunidad de combinar mi pasión por el servicio al cliente con mi conocimiento en el ámbito de los seguros, permitiéndome ayudar a las personas en la gestión de sus siniestros de manera efectiva y proactiva. Considero que el rol del corredor de seguros como mediador es fundamental para proporcionar un valor agregado a nuestros clientes, asegurando que reciban la atención y el respaldo necesario en momentos críticos.

Una frase que te inspire o con la que te sientas identificado

Una cita que resuena profundamente en mí y que me inspira a seguir adelante, incluso en los momentos más desafiantes, es la de Henry Ford: "El único camino es seguir adelante". Esta frase encapsula mi filosofía de vida, recordándome constantemente que la perseverancia y la determinación son clave para superar obstáculos y alcanzar mis metas, tanto en lo personal como en lo profesional.

Nuestro cliente, Nacho Martinez, enfrentó una situación inesperada cuando su hijo Juan partió hacia París como parte de su programa de intercambio Erasmus en la Universidad de París. Antes de que su hijo Juan se aventurara en su emocionante viaje, nuestro cliente, con la previsión que caracteriza a quienes se preocupan por sus seres queridos, aseguró que su hijo estuviera protegido por una póliza de seguro específicamente diseñada para estudiantes en el extranjero, gracias a la asesoría proporcionada por CLOSASEGUROS.

Sin embargo, incluso con todas las precauciones tomadas, la vida a veces tiene sus propios planes. Durante su estancia en París, Juan se vió envuelto en un incidente desafortunado mientras practicaba deportes con amigos, resultando en una lesión que requería atención médica inmediata y exámenes posteriores.

Ante esta emergencia, nuestro cliente recurrió rápidamente a nosotros en busca de ayuda. Con la experiencia y el compromiso que caracterizan a nuestro equipo, asumimos el control de la situación. Coordinando estrechamente con la compañía de seguros, nos aseguramos de que Juan recibiera la atención médica necesaria sin enfrentar preocupaciones financieras adicionales.

Gracias a nuestra rápida respuesta y eficiente gestión, Juan pudo recibir tratamiento sin contratiempos, mientras Nacho encontraba alivio al saber que su hijo estaba siendo atendido adecuadamente. Esta experiencia demuestra cómo la orientación y el respaldo de CLOSASEGUROS brindan tranquilidad a nuestros clientes en momentos de necesidad, asegurando una cobertura completa y una respuesta efectiva ante situaciones imprevistas mientras están en el extranjero.

Contar con un completo seguro de accidentes ofrece al cliente la seguridad de estar cubierto ante un amplio espectro de situaciones que pueden, desgraciadamente, producirse; desde una lesión a una intoxicación, una negligencia médica, una caída a causa de un desvanecimiento o incluso el ataque de un animal.

El abanico de inclusiones de un seguro de accidentes es muy amplio, pero hay que tener en cuenta las exclusiones, como por ejemplo los accidentes derivados de la práctica de deportes que ponen especialmente en riesgo nuestra integridad física (rugby, boxeo, artes marciales, carreras con vehículos a motor) o de actividades de aventura: escalada, rafting, tirolina, paracaidismo, puenting, submarinismo y un largo etcétera que conviene revisar en la póliza. Independientemente de que su práctica sea profesional o amateur, cada una de estas modalidades deportivas escapa a los productos genéricos de accidentes.

Las personas que practican un deporte de riesgo, ya sean principiantes o profesionales, siempre corren el riesgo de sufrir un accidente. Esto puede parecer muy obvio y, por ello, también se vuelve obvia la contratación de un seguro para deportes de riesgo. Hay que ser consciente de que los seguros clásicos (seguros deportivos, seguros médicos de viaje…) no suelen cubrir los accidentes relacionados con los deportes de riesgo. Entonces, ¿qué tipo de seguros deberían contratar los aficionados a los deportes de riesgo? ¿Cuáles son las garantías fundamentales de un seguro para deportes de riesgo?

¿A qué nos referimos cuando hablamos de deportes de riesgo?

Los deportes extremos son todas aquellas actividades físicas, profesionales o no, en las que el deportista que las practica corre un riesgo y pone en peligro su integridad física. Estos son algunos ejemplos de deportes extremos. En tierra: escalada, snowboard, alpinismo, parkour, puenting. En el agua: buceo, surf, barranquismo. En el aire: paracaidismo, parapente, aviación deportiva.

Un buen seguro para deportes extremos tiene que contar con una serie de garantías fundamentales. Estas son tres de las coberturas básicas:

La responsabilidad civil: esta garantía cubre al asegurado en caso de lesiones corporales y/o daños materiales que pudieran causarse a terceros durante la práctica de un deporte extremo.

La invalidez: esta garantía asegura el pago de un capital en caso de lesión corporal que provoque la invalidez parcial o total del asegurado.

Fallecimiento: Esta cobertura garantiza el pago de un capital a los beneficiarios en caso de fallecimiento del asegurado.

A veces, tendemos a pensar que un seguro de hogar o un seguro deportivo básico nos cubre en caso de accidente al practicar un deporte de riesgo. O, incluso, que al inscribirnos a una federación de un deporte en concreto, habrá un seguro incluido que nos cubra en caso de accidente. Esto no suele ser así. Los seguros deportivos básicos, los del hogar o los de las federaciones deportivas no suelen cubrir los accidentes relacionados con los deportes extremos o bien sus coberturas son muy limitadas. Por ello, desde CLOSASEGUROS te recomendamos encarecidamente la contratación de un seguro para deportes de riesgo. Deja en nuestras manos lo que mejor sabemos hacer para que tú puedas practicar deportes de riesgo con toda la tranquilidad que te mereces. ¡Buen viaje!

En España, el debate sobre si los patinetes y bicicletas deben estar asegurados ha estado en el centro de la discusión en los últimos años. Con el aumento en la popularidad de estos medios de transporte alternativos, ha surgido la pregunta de si deberían estar sujetos a las mismas regulaciones que los vehículos a motor.

La ley actual en España establece que las bicicletas no están obligadas a tener un seguro de responsabilidad civil, siempre y cuando no se utilicen para competiciones deportivas. Sin embargo, los usuarios de bicicletas sí están obligados a cumplir con las normas de circulación y pueden ser sancionados si no las respetan.

En el caso de los patinetes eléctricos, la normativa es un poco más ambigua. Si bien no se requiere un seguro obligatorio para usarlos en vías públicas, las comunidades autónomas tienen la potestad de regular su uso y establecer sus propias normas.

La falta de un seguro obligatorio para patinetes y bicicletas ha generado controversia debido a que en caso de accidente, la responsabilidad recae en el usuario del vehículo. Esto puede poner en riesgo la compensación de posibles daños a terceros, especialmente si el conductor no tiene recursos suficientes para hacer frente a una reclamación.

Por otro lado, algunos argumentan que la obligatoriedad de un seguro para patinetes y bicicletas podría desincentivar su uso como medios de transporte sostenibles y saludables. Además, el coste de contratar un seguro podría resultar prohibitivo para muchos usuarios, especialmente aquellos con menores recursos económicos.

En conclusión, la cuestión de si los patinetes y bicicletas deben estar asegurados en España es un tema complejo que requiere un análisis detallado de sus implicaciones sociales, económicas y legales. Mientras tanto, es importante que los usuarios de estos vehículos sean conscientes de sus responsabilidades y respeten las normas de circulación para garantizar la seguridad de todos los usuarios de la vía pública.

cross